Aplazado una semana el juicio contra soldados de Sudán del Sur acusados de violar y asesinar a cooperantes

Publicado 31/05/2017 6:36:44CET

MADRID, 31 May. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal militar de Sudán del Sur ha aplazado este martes hasta la semana que viene el juicio contra trece soldados acusados a violar a cinco cooperantes extranjeras y de asesinar a su colega local, según ha informado la emisora local Eye Radio.

El ataque, uno de los peores contra cooperantes extranjeros en la guerra civil Sudán del Sur, se produjo mientras que las tropas del presidente, Salva Kiir, se imponían en una batalla por Yuba que se prolongó durante tres días frente a los rebeldes liderados por el exvicepresidente Riek Machar.

Durante las horas que duró el ataque al recinto del hotel Terrain, las víctimas llamaron a la misión de la ONU estacionada a poco más de un kilómetros y rogaron ayuda, pero no llegó nadie. El jefe militar de la Misión de la ONU (UNMISS) fue cesado.

"Lo que preocupa aquí al tribunal es abordar el caso de forma adecuada", ha declarado el fiscal jefe, Abukuk Mohamed Ramadan, en sus declaraciones iniciales.

El director del hotel Terrain, Mike Woodward, ha contado al tribunal que "entre 50 y 100" soldados llegaron al hotel en la tarde del 11 de julio y comenzaron a saquearlo una hora después. "Cinco mujeres que trabajaban para organizaciones humanitarias fueron a continuación asesinadas. John Gatluak fue tiroteado a las 18:15 horas", ha precisado, en referencia al cooperante sursudanés asesinado.

Peter Malual, una abogado de los imputados, ha negado los cargos, afirmando que la prueba aportada por Woodward no es suficiente para demostrar las acusaciones. "Lo que sé es que la zona estaba bajo una operación en ese momento y que los rebeldes controlaban la zona", ha afirmado Malual.

Los asesinos se enfrentan a un mínimo de 10 años de cárcel con una multa a pagar a la familia de la víctima, o un máximo de pena de muerte, según ha explicado a Reuters un fiscal. En el caso de los acusados por violación, la pena máxima es de 14 años. Está previsto que el juicio se reanude el próximo 6 de junio.

ACABAR CON LA CULTURA DE IMPUNIDAD

Dos de las víctimas de violación han dicho que podrían volver a Yuba para testificar si su anonimato y seguridad están garantizados. "El resultado más importante para mí es acabar con la cultura de impunidad", ha declarado una cooperante occidental que fue violada por cuatro soldados.

"No creo que deba tratarse solo de nosotras y de nuestro caso, sino sobre esta cuestión más amplia de hacer justicia por estos crímenes cometidos contra otras muchas personas también", ha defendido.

Otra cooperante occidental, violada por 15 soldados, ha señalado que probablemente los acusados serán soldados de bajo rango y que podrían haber sido reclutados cuando eran niños. "Estoy mucho más enfadada con los niveles superiores del Ejército que estaban al tanto del ataque, que sabían y no hicieron nada, o soldados más veteranos que estaban ahí mirando estas cosas pasar y no hicieron nada", ha añadido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies