Aprobada una nueva ley laboral que mejora los derechos laborales tras la tragedia del Rana Plaza

Actualizado 15/07/2013 16:57:39 CET

DACCA, 15 Jul. (Reuters/EP) -

Bangladesh ha aprobado este lunes una nueva ley laborar para potenciar los derechos de los trabajadores que incluye la libertar para crear sindicatos, después de la tragedia ocurrida en el Rana Plaza, un edificio que albergaba varias fábricas textiles y que dejó 1.132 muertos.

La nueva ley contempla entre otras medidas la creación de un fondo central para mejorar los estándares de vida de los trabajadores, el requisito de que el 5 por ciento de los beneficios anuales sea depositado en fondos para el bienestar del trabajador y la garantía de que los afiliados a sindicatos no serán trasladados a otra fábrica del mismo propietario tras un altercado laboral.

"El objetivo era garantizar que se refuerzan los derechos de los trabajadores y lo hemos conseguido", ha subrayado el presidente de la subcomisión parlamentaria sobre la reforma laboral, Jandaker Mosharraf Hossain, en declaraciones a Reuters. "Espero que esto acabe con los temores globales en torno a esta cuestión también", ha añadido.

La ley es vista como un paso crucial para reducir el creciente número de casos de explotación en un país que cuenta con cuatro millones de empleados en el sector textil. Pero los activistas consideran que no ha conseguido abordar varias preocupaciones y han responsabilizado al Gobierno por aprobar la ley con prisas para agradar a la comunidad internacional.

Bangladesh estaba bajo presión para mejorar su ley laboral después de que la UE, que da acceso preferencial a la industria textil del país, amenazara con medidas punitivas si no mejoraba los estándares de seguridad de los trabajadores.

Las concesiones fiscales ofrecidas por los países occidentales y los bajos salarios han ayudado a convertir el sector textil en el mayor generador de empleo del país, con una exportación de 21.000 millones de dólares. El 60 por ciento de la exportaciones van a Europa.

"Han hecho progresos pero el Gobierno se ha apresurado", ha considerado Rashed Khan Menon, presidente del Partido de los Trabajadores de Bangladesh y miembro del Parlamento. "Deberían haber gastado más tiempo para deliberar sobre la cuestión de la compensación para los heridos y muertos, beneficios de maternidad y derechos de los trabajadores domésticos", ha añadido.

El Gobierno está conversando con los empresarios y los sindicatos para fijar un nuevo salario mínimo para el sector textil. El actual, 38 dólares al mes, es la mitad de lo que cobran los trabajadores del sector textil en Camboya.

Bangladesh subió por última vez el salario mínimo a finales de 2010, casi duplicando el anterior. En esta ocasión, los salarios es improbable que suban mucho más, ya que los empresarios, que se oponen a la subida, aseguran que no pueden permitírselo ya que las firmas occidentales están acostumbradas a comprar ropa barata.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies