Arabia Saudí asegura que tiene otras opciones si EEUU decide abandonar un posible acuerdo de energía nuclear

Publicado 23/03/2018 3:17:40CET

WASHINGTON, 23 Mar. (Reuters/EP) -

El ministro de Energía de saudí, Jalid al Falih, ha asegurado que Arabia Saudí tiene socios internacionales con lo que puede trabajar si Estados Unidos abandona un posible acuerdo sobre tecnología de energía nuclear por preocupaciones sobre la proliferación nuclear.

"Si Estados Unidos no está con nosotros, perderán la oportunidad de influir en el programa de manera positiva", ha señalado Al Falih, después que se reuniera junto con el príncipe heredero, Mohamed bin Salman, con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el secretario de Energía estadounidense, Rick Perry, y otros funcionarios.

Perry ha estado trabajando de manera silenciosa con Arabia Saudí en un acuerdo nuclear civil que podría permitir al reino enriquecer uranio y reprocesar plutonio, tecnologías que los defensores de l ano proliferación temen que algún día puedan ser alteradas para producir material para armas nucleares.

Arabia Saudí también mantiene conversaciones con empresas de Rusia, China, Corea del Sur y otros países. Arabia Saudí ha asegurado que necesita energía nuclear para alejarse de la quema de petróleo crudo para generar electricidad y diversificar su economía. A principios de este mes, su gabinete aprobó un programa de política nacional que limita las actividades nucleares a fines pacíficos.

Perry espera que Arabia Saudí compre tecnología de energía nuclear a empresas estadounidenses, como Westinghouse, que entró en bancarrota este año y abandonó sus planes de construir dos reactores avanzados AP1000 en Estados Unidos.

Sin embargo, Salman expresó su preocupación este domingo en una entrevista con la cadena CBS cuando aseguró que Arabia Saudí desarrollará armas nucleares si su rival Irán lo hace.

Algunos miembros del Congreso estadounidense están preocupados por si la Administración Trump se mueve demasiado rápido en un acuerdo que podría relajar los estándares de no proliferación y un día ayudar a liderar una carrera de armamentos nucleares en Oriente Próximo.

Los legisladores de ambos partidos en la Cámara de Representantes de Estados Unidos presentaron este miércoles un proyecto de ley que reformaría las leyes estadounidenses para garantizar que los socios en materia de energía nuclear abandonen la búsqueda del enriquecimiento de uranio y el reprocesamiento del plutonio. El proyecto de ley también endurecería la aprobación del Congreso de acuerdos nucleares civiles.

Al Falih ha asegurado que tenía esperanzas de llegar a un acuerdo con Washington. "Será natural que Estados Unidos esté con nosotros y nos proporcione no solo la tecnología, sino también que nos ayude con el ciclo del combustible y la supervisión, y nos aseguremos de que lo hagamos al más alto nivel", ha afirmado.

Sin embargo, Arabia Saudí tiene generosos recursos de uranio que quiere desarrollar. "No es natural para nosotros traer uranio enriquecido de un país extranjero para alimentar a nuestros reactores", ha señalado.

"La ironía es que si Estados Unidos elige no firmar un acuerdo, entonces alguien más lo hará y tenemos la suerte de contar con muchas otras fuentes alternativas que han aceptado trabajar con nosotros y competirán por nuestro programa", ha destacado Al Falih. En ese caso, "Estados Unidos no tendría un asiento en la mesa", ha aseverado.

Perry ha realizado comentarios similares durante una audiencia en el Congreso esta semana sobre los acuerdos nucleares. "Me parece que Rusia o China van a ser socios en la construcción de capacidad nuclear civil en Arabia Saudí", señaló.

Algunos analistas creen que es poco probable que los saudíes opten por trabajar con Rusia porque tiene asociaciones con proyectos nucleares en Irán.