Arabia Saudí y EAU comprometen un tercio de los fondos para hacer frente a la crisis humanitaria en Yemen

Contador
Una familia víctima del conflicto en Yemen
REUTERS / KHALED ABDULLAH
Publicado 13/02/2018 10:40:32CET

MADRID, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos (EAU) se han comprometido a desembolsar casi 1.000 millones de dólares para cubrir las necesidades humanitarias en Yemen, país sumido en una guerra civil desde marzo de 2015 y en la que ambos estados del Golfo también están inmersos.

Según ha informado en un comunicado el subsecretario general de la ONU para Asuntos Humanitarios, Mark Lowcock, Arabia Saudí y EAU han acordado con la ONU la transferencia antes del 31 de marzo de 930 millones de dólares en apoyo del Plan de Respuesta Humanitaria para Yemen así como a ayudar a movilizar otros 500 millones de dólares adicionales de otros países en la región.

"Los dos países han dejado claro que los fondos deberán usarse sobre la base exclusiva de las necesidades humanitarias, sin atender otras consideraciones", ha explicado Lowcock en un comunicado, en el que ha dado la bienvenida a esta "generosa" contribución.

Asimismo, ha precisado que los dos países ofrecerán otros 70 millones de manera bilateral para apoyar la rehabilitación de portuaria y de infraestructuras de Yemen, en el marco del plan humanitario anunciado en enero por la coalición internacional que lidera Arabia Saudí.

Arabia Saudí y EAU son los dos principales integrantes de la coalición militar que apoya al Gobierno internacionalmente reconocido en Yemen y liderado por Abdo Rabbu Mansur Hadi. No obstante, en las últimas semanas se produjo un cierto distanciamiento puesto que Riad respalda a Hadi, que vive exiliado en territorio saudí, mientras que EAU respaldó a los separatistas del sur en el levantamiento contra el Gobierno que protagonizaron en Adén. La tensión parece haber remitido desde entonces.

Las contribuciones anunciadas por los dos países del Golfo constituyen casi una tercera parte de los 2.960 millones de dólares que la ONU ha solicitado para atender la que se considera la mayor crisis humanitaria actual en el mundo.

Lowcock ha resaltado que una vez se haga efectiva la contribución "reducirá el hambre, contendrá las enfermedades, mantendrá los servicios esenciales sanitarios, de educación y de agua y aliviará el sufrimiento de millones de yemeníes en todo el país".

"Espero que esta generosidad anime a más donantes a contribuir al llamamiento de fondos, incluso antes de la conferencia internacional de donantes sobre Yemen prevista en Ginebra para el próximo 3 de abril", ha confiado, advirtiendo de que "la situación humanitaria en Yemen sigue deteriorándose por el conflicto en curso, el hundimiento de los servicios básicos y el declive económico".