Argentina apelará el fallo del juez de EEUU que ordena pagar 5.400 millones

Axel Kicillof habla sobre los fondos buitre
REUTERS
Publicado 06/06/2015 4:28:24CET

BUENOS AIRES, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Argentina ha anunciado este viernes por la noche que apelará el fallo del juez estadounidense Thomas Griesa que condena al país sudamericano a pagar 5.400 millones de dólares a más de 500 acreedores que se sumaron a una demanda contra el país por su deuda impaga iniciada por los fondos de cobertura, en base a una cláusula de "trato igualitario" --conocida como 'me too'--.

De acuerdo con este fallo, el país austral debería cumplir con estos acreedores antes de poder llevar a cabo los desembolsos a favor de los acreedores que aceptaron las reestructuraciones de deuda de los años 2005 y 2010, que son un 92 por ciento del total.

Argentina considera que se trata de "otra lamentable sentencia" de Griesa en favor de los acreedores 'holdout'. Asimismo, denuncia que los beneficiados son "los mismos fondos buitre que ya obtuvieron una orden similar en el pasado, pero que ahora se disfrazan en nuevas causas como 'me too', con el objetivo de generar más presión y la pretensión de multiplicar la estratosférica ganancia que les ofrece el Juez Griesa".

A través de un comunicado, difundido tras conocer el nuevo fallo del juez estadounidense, el Ministerio de Economía argentino señala que ahora ha quedado claro que "la presión para que Argetina pagara 1.600 millones de dólares a los 'fondos buitres' no constituía una solución, sino que abría la puerta a nuevos y mayores reclamos".

"Argentina, nuevamente, tenía razón: quedó demostrado que el reclamo de los fondos buitre excede enormemente los 1.600 millones de dólares y por eso no dudan en utilizar todos los medios necesarios para continuar intentando extorsionar a la República", añade el Gobierno argentino, que acusa a la Justicia de Estados Unidos de apoyar a estas entidades financieras.

"Lejos de ayudar, esta nueva aberración jurídica, hace imposible, que en la práctica, se llegue una verdadera solución al conflicto", ha sentenciado el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, que insiste en que presentarán ante el ante el Segundo Circuito "una apelación contra esta nueva decisión ilegal del juez Griesa", comprometiéndose a seguir buscando un acuerdo con todos sus acreedores "en condiciones justas, equitativas, legales y sustentables".