Varios funcionarios estadounidenses mantienen un diálogo en la Casa Rosada con el Gobierno argentino

 

Varios funcionarios estadounidenses mantienen un diálogo en la Casa Rosada con el Gobierno argentino

Actualizado 09/02/2007 23:13:40 CET

BUENOS AIRES, (EP/AP)

Dos altos funcionarios del Gobierno de Estados Unidos viajaron a Argentina donde hoy se reunieron con el presidente Néstor Kirchner, en un clima "muy bueno y distendido".

El secretario adjunto de Asuntos Hemisféricos, Thomas Shannon, y el subsecretario de Asuntos Políticos, Nicholas Burns, se encontraron en la Casa Rosada con el jefe del gabinete de Ministros, Alberto Fernández y con el ministro de Asuntos Exteriores argentino, Jorge Taiana. Además el grupo estuvo acompañado por el Embajador estadounidense, Anthony Wayne.

Durante el encuentro con Fernández, en la Casa de Gobierno, el presidente Kirchner saludó brevemente a los visitantes, pero no participó en la reunión. Fernández informó después a la prensa que "fue una reunión muy buena, muy distendida".

Fuentes gubernamentales dijeron que en la hora que duró el encuentro, se abordaron las relaciones bilaterales, las inversiones estadounidenses, el panorama latinoamericano y la situación de Venezuela, de cuyo Gobierno es muy crítico la administración del presidente George W. Bush.

"Tenemos muchos puntos de encuentro y tenemos algunos puntos donde pensamos distinto y actuamos distinto, pero me parece importante que la Argentina tenga una buena relación, una relación correcta y un buen diálogo con los Estados Unidos", declaró Fernández.

El jefe del gabinete de ministros también expresó el jueves que "tenemos una relación política y fundamentalmente económica muy buena con el Gobierno del presidente Hugo Chávez".

Burns y Shannon se trasladaron, desde la Casa de Gobierno, al Consejo Argentino de Relaciones Internacionales (CARI), un organismo académico privado, donde ofrecieron una conferencia.

Tras el encuentro Burns fue preguntado sobre las gestiones que habría realizado el Embajador estadounidense en Argentina en favor de un fondo de inversiones de ese país norteamericano, que está interesado en adquirir el control de la empresa Transener, que se dedica a la transmisión de energía eléctrica.

Esas gestiones fueron criticadas de forma muy severa por el presidente Kirchner, quien dijo que en la casa de Gobierno que "a nosotros no nos apura nadie y menos esos fondos de inversión, que muchas veces nadie sabe cómo funcionan, de quienes son ni a quienes pertenecen. La Argentina no es una republiqueta".

"La tarea de cualquier embajador es promocionar las empresas de su país", respondió Burns, mientras atribuía a "un mal entendido" la reacción de Kirchner. "El tema lo hemos aclarado para satisfacción de ambas partes", añadió.

"Vamos a continuar defendiendo a las empresas porque creemos que ustedes también quieren que las empresas estadounidenses sigan invirtiendo", incidió.

Tras un encuentro con el ministro Taiana, con quien almorzaron, Burns y Shannon visitaron el edificio que alberga a las dos más importantes organizaciones de la colectividad judía argentina, la DAIA (Delegación de Asociaciones Israelitas de Argentina) y la mutual AMIA.

La sede de la AMIA sufrió un atentado terrorista en 1994 en el que fallecieron 85 personas y hubo más de 200 heridos.

La justicia argentina responsabilizó recientemente al Gobierno de Irán de haber organizado el ataque terrorista, a través de un grupo fundamentalista islámico, y pidió la detención internacional de un ex presidente iraní y de ocho ex funcionarios de seguridad del régimen de Teherán.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies