La justicia argentina investiga si diplomáticos extranjeros importaron coches de manera irregular

Actualizado 22/01/2008 20:00:22 CET

BUENOS AIRES, 22 Ene. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

La juez federal María Servini de Cubría habilitó hoy su despacho, pese a las vacaciones de verano en los tribunales, para dar curso a la denuncia que ayer realizó el Ministerio de Asuntos Exteriores en la que pidió que se investigue la supuesta importación irregular de vehículos para diplomáticos.

Después de haber recibido la denuncia, la jueza se la envió al fiscal federal Luis Comparatore quien deberá dictaminar si la investigación se sustancia en la Justicia federal o debe pasar a la Corte Suprema de Justicia, el máximo tribunal del país, que habitualmente investiga los delitos en los que puede haber diplomáticos involucrados.

Los diplomáticos acreditados en Argentina tienen la posibilidad de importar vehículos por un valor de hasta 60.000 dólares (41.059 euros) con un régimen especial, por el cual tributan menos impuestos y aranceles que las importaciones comerciales.

El ministerio de Asuntos Exteriores argentino pidió en su denuncia que se investigue a diplomáticos, muchos de ellos con rangos de cónsul, por la presunta importación irregular de vehículos, que después eran revendidos en el país, aprovechando los beneficios aduaneros que habían obtenido.

La denuncia penal presentada por Cancillería tiene un millar de fojas y abarca un muestreo de 86 automóviles importados sobre un total de 900 ingresados al país con franquicia diplomática entre 2004 y 2006. El funcionario de Exteriores responsable de autorizar las importaciones fue apartado de su cargo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies