Ban aplaude la "exitosa" revisión del programa de acción contra el tráfico ilícito de armas cortas

Actualizado 09/09/2012 6:31:20 CET

WASHINGTON, 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha aplaudido este sábado la "exitosa" conclusión de la Segunda Conferencia de Revisión del Programa de Acción para Evitar, Combatir y Erradicar el Tráfico Ilícito de Armas Cortas y Ligeras, que terminó el viernes con la adopción de un documento final.

"El documento final expresa el compromiso inquebrantable de la comunidad internacional con la lucha contra el devastador impacto de las armas cortas y armas ligeras ilegales", ha dicho el portavoz de Ban, Martin Nesirky. "Además, establece una 'hoja de ruta' para el periodo entre 2012 y 2018 con pasos concretos destinados a implementar el Programa de Acción", ha agregado.

El programa de Acción, adoptado por consenso por la comunidad internacional en 2011 contiene recomendaciones concretas para mejorar la legislación y los controles nacionales sobre el tráfico de este tipo de armamento, al tiempo que aumenta la cooperación regional y la asistencia internacional sobre este asunto.

Los países acordaron, entre otras medidas, asegurar que los fabricantes de armas con licencia marcaran de forma visible cada arma como parte integral del proceso de producción y se comprometieron a mantener al día documentos de control sobre la fabricación, venta y transferencia bajo su jurisdicción.

"Ban cree que el éxito de esta conferencia impulsará los esfuerzos de la comunidad internacional para hacer frente a los desafíos asociados con la amplia disponibilidad de armas cortas ilegales", ha agregado Nesirky. "En particular, este éxito podría dar más ímpetu a los intentos por alcanzar un Tratado para el Comercio de Armas (ATT) en el futuro próximo", ha agregado.

En julio, las negociaciones para un nuevo ATT concluyeron sin acuerdo después de que los 193 países que participaron en esta última ronda de negociaciones en la sede de Naciones Unidas, en Nueva York, no consensuaran un marco legal que ponga fronteras al comercio de armamento, un requisito fundamental para su promulgación.

Las trabas a la aprobación del Tratado las pusieron, de acuerdo con fuentes activistas, Siria, Corea del Norte, Irán, Egipto y Argelia, que en anteriores ocasiones se han opuesto a cualquier regulación en la compraventa de armamento. A estos países se unió Rusia, que urgió a la comunidad internacional a que prosiga las negociaciones y apuntó que el borrador "no cumple con los altos estándares deseados".

Asimismo, Estados Unidos pidió más tiempo, unos seis meses, para retrasar la decisión final para después de las elecciones presidenciales que tienen lugar en noviembre. Washington, que en principio había dado un espaldarazo a las negociaciones, objetó que los países detractores del Tratado no habían concretado el "núcleo" de sus enmiendas debido a que el borrador final comenzó a circular con apenas 24 horas de antelación. India e Indonesia también abogaron por aplazar la aprobación del Tratado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies