Arquidiócesis de México: Los que colaboren con la construcción del muro "deberían ser considerados traidores"

Protesta de inmigrantes contra la propuesta de muro de Trump
JIM URQUHART/REUTERS
Publicado 27/03/2017 6:45:26CET

MADRID, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Arquidiócesis de México ha afirmado este domingo que los mexicanos que colaboren con el proyecto del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para construir un muro en la frontera común "deberían ser considerados traidores a la patria".

En un editorial publicado en 'Desde la Fe', el semanario de la Arquidiócesis de México, se afirma además que "cualquier empresa con intenciones de inversión en el muro del fanático Trump sería inmoral, pero sobre todo, sus accionistas y dueños deberían ser considerados como traidores a la patria".

Asimismo, destaca que "mientras los meses transcurren, las políticas migratorias de Trump se enfrentan a la realidad", agregando que "fue fácil la demagogia en campaña, pero las acciones, en la práctica, se tornan difíciles ante la notable oposición de la sociedad civil, iglesias y activistas, quienes se enfrentan a un gobierno errático cuyas promesas no son de sencilla consolidación".

"Lo lamentable es que, de este lado de la frontera, haya mexicanos listos para colaborar con un proyecto fanático que aniquila la buena relación en el concierto de dos naciones que comparten una frontera común", ha manifestado.

En este sentido, ha criticado que "algunas empresas de capital mexicano alzaron la mano para participar en las licitaciones, y ofrecer técnica y pericia para encargarse de aspectos específicos en la construcción del muro de la ignominia". "Para ellas, el fin justifica los medios", ha añadido.

"Sin embargo, lo que más sorprende es la tibieza de las autoridades económicas del gobierno mexicano, las cuales no han mostrado firmeza contra estos empresarios", ha denunciado.

El editorial sostiene que los que defienden el derecho de Estados Unidos a construir el muro "son esos mismos miopes los que no alcanzan a ver que el muro es una franca amenaza que vulnera las relaciones y la paz social".

"Recordemos que, en nombre de la ideología, naciones y continentes enteros quedaron divididos, sumiendo a miles en la incertidumbre. La única voz imperante fue la de las armas, los balazos, la represión y el asesinato legal para todo aquel que se atreviera a cruzar una frontera en busca de libertad", ha señalado.

Por ello, ha explicado que "unirse a un proyecto que es una grave afrenta a la dignidad, es darse un balazo en el pie", resaltando que "toda deportación, cuando no existe delito comprobado y falta administrativa justificada conforme a derecho, es muestra de terror".

"El muro es un monumento de intimidación y silencio, de odio xenófobo para acallar las voces de trabajadores mal pagados y maltratados, de familias desprotegidas y de personas violentadas; es un retroceso de los anhelos más nobles de la humanidad, por los cuales se ha derramado mucha sangre; es preludio de la destrucción de los valores de la democracia y de los derechos sociales", ha remachado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies