Arranca la sesión del 'impeachment' en la que se decidirá el futuro político de Rousseff

Senado de Brasil
REUTERS
Publicado 31/08/2016 16:43:41CET

BRASILIA, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Senado de Brasil ha comenzado este miércoles la séptima y última sesión del 'impeachment' contra la presidenta suspendida, Dilma Rousseff, en la que se decidirá si continúa en el cargo o es apartada definitivamente.

La sesión ha empezado alrededor de las 11.00 (hora local) con la presencia de los 81 senadores y los presidentes del Senado y el Tribunal Supremo, Renan Calheiros y Ricardo Lewandowski, respectivamente, ninguno de los cuales podrá votar.

Lewandowski ha abierto la audiencia parlamentaria para hacer un resumen de las posturas de la acusación y la defensa tras seis jornadas en las que las partes han expuesto sus argumentos y se han sometido al interrogatorio de los senadores.

Una vez concluya la intervención del presidente del Tribunal Supremo, cuatro senadores, dos a favor del 'impeachment' y otros tantos en contra, harán un alegato final para convencer a sus colegas, tras lo cual se procederá a una votación electrónica.

Para que Rousseff sea condenada, deberán votar a favor del juicio político al menos dos tercios de los senadores, es decir un mínimo de 54. Un total de 52 legisladores ya han avanzado que apoyarán la destitución permanente de la líder izquierdista.

Si el 'impeachment' queda aprobado, Rousseff será destituida de forma definitiva y además será inhabilitada para ejercer cargos públicos durante los próximos ocho años. En caso contrario, volverá a la Presidencia acabando con el mandato interino de Michel Temer.

EL 'IMPEACHMENT'

El Senado juzga a Rousseff por un presunto "crimen de responsabilidad" en el que habría incurrido al aumentar el gasto público en plena campaña para su reelección, en 2014, sin la necesaria autorización del Congreso.

Rousseff, que el pasado lunes intervino para pronunciar su alegato de defensa, sostiene que es inocente y que el 'impeachment' es fruto de una "venganza política" de quienes no lograron llegar al poder mediante las urnas.

La presidenta brasileña ha alertado de que hay un "golpe de Estado" en marcha que, de perpetrarse, significará la "muerte" de la democracia. "Lo que está en juego en el 'impeachment' no es mi mandato, es el respeto a las urnas, a la voluntad del pueblo y a la Constitución", dijo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies