Arrancan las elecciones presidenciales en Montenegro con el socialista Milo Djukanovic como favorito

Carteles electorales con la imagen del ex primer ministro Milo Djukanovic
REUTERS / STEVO VASILJEVIC
Publicado 15/04/2018 10:27:53CET

PODGORICA, 15 Abr. (Reuters/EP) -

Los montenegrinos han comenzado a votar en las elecciones presidenciales que se celebran este domingo en el país balcánico, para las que el candidato del Partido Democrático Socialista (DPS), el ex primer ministro y ex presidente Milo Djukanovic, es el mejor posicionado.

Los más de 1.200 centros de votación habilitados en Montenegro para esta primera vuelta han abierto sus puertas a las 7.00 (hora local) y esperan recibir a más de 530.000 personas hasta las 20.00, cuando se dará por concluida la jornada electoral.

Las encuestas vaticinan una victoria de Djukanovic por poco más de un 50 por ciento de los votos, el umbral que debe superar para proclamarse ganador este domingo y evitar la segunda vuelta del 29 de abril.

El triunfo de Djukanovic permitiría afianzar al DPS, también en el Gobierno, ya que, aunque la Presidencia tiene una función netamente simbólica en Montenegro, puede ejercer cierta influencia política.

Además, aseguraría el rumbo emprendido por la nación adriática, que el año pasado se sumó a la OTAN y está inmersa en unas negociaciones para incorporarse también a la Unión Europea.

El principal rival de Djukanovic es Mladen Bojanic, un empresario apoyado por una amalgama de partidos opositores que aboga por estrechar las relaciones con Rusia. Los sondeos le otorgan un 30 por ciento de los sufragios.

Estos comicios llegan precedidos por la polémica que rodeó a las elecciones parlamentarias de 2016, cuando un grupo de nacionalistas serbios fue detenido por planear un atentado contra Djukanovic con el objetivo de propiciar el ascenso al poder de los partidos prorrusos.

"Espero que gane Djukanovic", ha dicho Zdravko Ivanovic, un pensionista de 84 años tras ejercer su derecho al voto. "Es el mejor hombre de Estado, el mejor primer ministro, un gigante montenegrino", ha remachado.

Sin embargo, desde la oposición señalan a Djukanovic, que dimitió en 2016, por corrupción. "Durante muchos años hemos esperado cambios en Montenegro y creo que tendrán lugar hoy", ha confiado Radmila Cagorovic, de 66 años.