La Asamblea General de la ONU finaliza pidiendo terminar con el cambio climático, la pobreza y el terrorismo

Actualizado 04/10/2007 13:09:38 CET

NUEVA YORK, 4 Oct. (EP/AP) -

La Asamblea General de la ONU finalizó hoy con un llamamiento a la comunidad internacional para que se tomen medidas contra el cambio climático, la pobreza y el terrorismo, y una declaración de indignación por la represión en birmania, la situación de Darfur, y el programa nuclear iraní.

"La Asamblea General es el único foro en el que podemos abordar muchos de estos problemas de forma exhaustiva", declaró el presidente de la Asamblea, el macedonio Srgjan Kerim, en la clausura.

La reunión anual, que comenzó el 25 de septiembre, fue precedida por sesiones de alto nivel sobre Darfur, Afganistán, Irak, Oriente Próximo y el clima. Asistieron unos 100 jefes de Estado y de Gobierno y 80 ministros de Exteriores. Durante la sesión inicial se produjeron actos de protesta por partidarios de Israel contra un discurso del presidente iraní Mahmud Ahmadineyad.

La delegación iraní aparentemente no prestó atención a las protestas, pero ayer, el ministro de Exteriores iraní, Manouchehr Mottaki, anunció de que su Gobierno había advertido a Washington de que tomaría represalias si tomaba la "decisión demente" de atacar a su país, aunque consideró que semejante ataque por parte del Gobierno del presidente George W. Bush era muy improbable.

Los temas dominantes del debate fueron Birmania, donde la Junta Militar gobernante reprimió violentamente las protestas a favor de la democracia, y Darfur, donde rebeldes africanos atacaron una base de las fuerzas de paz y mataron a 10 soldados de la Unión Africana.

El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, envió a un representante, Ibrahim Gambari, a Birmania para que se reuniese con el Gobierno del país asiático y con dirigentes opositores. El Consejo de Seguridad prevé reunirse el viernes para escuchar el informe de Gambari y analizar si toma medidas. El ataque a las fuerzas de la UA en Darfur llevó a varios países a pedir que se envíe inmediatamente la fuerza conjunta de 26.000 efectivos de la UA y la ONU a la región.

Kerim, por otra parte, añadió que el cambio climático se convirtió en el "asunto capital" de la reunión. "Los últimos informes sobre el derretimiento acelerado del Ártico han conmocionado a los especialistas. Debemos permanecer en alerta", sostuvo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies