La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa vuelve a poner a Turquía bajo vigilancia

 

La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa vuelve a poner a Turquía bajo vigilancia

Recep Tayyip Erdogan
UMIT BEKTAS/REUTERS
Publicado 25/04/2017 18:06:09CET

BRUSELAS, 25 Abr. (Reuters/EP) -

La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (PACE, por sus siglas en inglés) ha decidido volver a poner a Turquía bajo vigilancia, debido a su preocupación por represión de la disidencia y la violación de los derechos bajo las directrices del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

El proceso contra Ankara ha sido aprobado con 113 votos a favor y 45 en contra. La asamblea ha pedido a Turquía que levante el estado de emergencia y liberar a los legisladores y periodistas encarcelados.

El Ministerio de Asuntos Exteriores turco ha señalado este martes que condena la "injusta decisión" de la PACE y ha asegurado que a Ankara no le queda más remedio que replantear sus relaciones con la asamblea.

"La decisión de volver a abrir el proceso de monitorización sobre Turquía bajo el consejo de los círculos malignos de la PACE es una vergüenza para este organismo, que presume de ser la cuna de la democracia", ha asegurado el Ministerio en un comunicado, en el que ha añadido que la xenofobia y la islamofobia se está "propagando con violencia" por Europa.

La Unión Europea ha asegurado que sus negociaciones con Turquía desaparecerán si Erdogan restablece la pena de muerte y el responsable de las negociaciones con potenciales nuevos países miembros ha pedido un nuevo formato en las relaciones con Ankara.

Las relaciones entre la UE y Turquía se han deteriorado enormemente a raíz de la campaña de represión emprendida por el Gobierno turco en respuesta al fallido intento de golpe de Estado del pasado mes de julio, aunque las negociaciones de adhesión apenas han avanzado en los últimos años, entre otros motivos por los retrocesos en materia democrática y libertades fundamentales en Turquía y las dudas sobre la adhesión en países como Alemania y Francia.

Austria ha sido el único país que abiertamente ha venido reclamando desde agosto suspender las negociaciones con Turquía, algo que también solicitó la Eurocámara el pasado mes de noviembre, aunque la UE ha evitado hasta ahora la suspensión consciente de la relación estratégica con Turquía para frenar el paso de inmigrantes a través del Egeo y combatir el terrorismo yihadista.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies