La Policía religiosa de Arabia Saudí quiere imponer aceras separadas para mujeres en la ciudad santa de Medina

Actualizado 31/08/2007 14:46:32 CET

RIAD, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Policía religiosa de Arabia Saudí insistió en que las autoridades de Medina, una de las ciudades santas del Islam, debería construir aceras separadas para las mujeres, según informó hoy el diario kuwaití 'Al Qabas'.

El Comité para la Propagación de la Virtud y la Prevención del Vicio (CPVPV), dedicado a la tarea de hacer cumplir la ley sharia, creen que los hombres y mujeres no deben mezclarse en las calles de la segunda ciudad santa del Islam, donde el profeta Mahoma se encuentra enterrado.

Esta Policía religiosa, o 'Mutaween', está autorizada a arrestar a los hombres y mujeres que encuentren socializándose sin tener un parentesco y a cualquiera que sospechen que pueda ser homosexual o que ejerza de meretriz, además de dedicarse a hacer cumplir los códigos de vestimenta islámicos.

Los 'Mutaween' imponen los códigos de vestimenta de las mujeres, que deben llevar la cabeza cubierta y largos vestidos negros que les cubran todo el cuerpo excepto el rostro, las manos y los pies. Las mujeres, además, no tiene permiso para salir de sus casas si no es en compañía de sus maridos o de parientes directos varones.

Las mujeres saudíes tampoco tienen permitido montar en bicicleta o conducir un coche, ya que si éste se estropea tendrían que hablar con un hombre desconocido. La Policía suele aplicar además castigos corporales, incluyendo los azotes, para castigar a los sospechosos de un crimen.

Uno de los incidentes más criticados relacionados con los derechos de las mujeres en el país ocurrió el 11 de marzo de 2002 cuando no dejaron que varias estudiantes desalojaran una escuela en llamas ya que no llevaban la cabeza cubierta. Quince chicas murieron en el incidente y más de 50 resultaron heridas.