Ascienden a cinco los muertos por la explosión de un bomba en Manila

Actualizado 26/01/2011 9:16:35 CET

MANILA, 26 Ene. (Reuters/EP) -

El número de muertos por la explosión de una bomba en un autobús que circulaba por Manila ha ascendido a cinco, después de que tres de las víctimas fallecieran en el hospital, mientras que el de heridos se sitúa en trece. De momento, ningún grupo ha reivindicado la autoría del ataque, no obstante, el Gobierno filipino ha indicando que el 'modus operandi' es similar al utilizado por los independentistas musulmanes y las guerrillas maoístas.

El secretario del Interior, Jesse Robredo, explicó que el artefacto tenía 81 milímetros de mortero y un temporizador, por lo que coincide con el modelo de bomba "usada en Mindanao en los últimos meses". Si bien, indicó que todavía es pronto para atribuir el atentado a alguna de las bandas que operan en el país, aunque apuntó que "el universo de estos grupos es ahora muy reducido".

En esta línea, Robredo señaló que la bomba estaba colocada hacia la mitad del vehículo, para garantizar que su detonación causase el mayor daño posible. "Esto significa que quien lo hizo tiene experiencia, no es una persona cualquiera que quería hacer daño, sino alguien que ha sido entrenado", aseveró.

Por su parte, el presidente, Benigno Aquino, reveló que hace un año los servicios de Inteligencia filipinos tuvieron noticias de la intención de los grupos independentistas musulmanes de atentar, aunque creyeron que era improbable que lo consiguieran debido a la merma de su capacidad en los últimos tiempos.

"Así que ahora eso es lo que tenemos que replantearnos: si es el mismo grupo o si son diferentes grupos. ¿Quién es el responsable?", se cuestionó el mandatario.

Hace aproximadamente un año, una de estas bandas secesionistas atacó otro autobús, acabando con la vida de 10 personas. Se cree que están vinculadas a las milicias islámicas de Abu Sayyaf y Jemáa Islamiya, que actúan en las islas meridionales del país.

En los últimos años se ha reducido de forma significativa la actividad de estos musulmanes y maoístas gracias, en parte, a la colaboración de militares estadounidenses con las fuerzas de seguridad locales. Está previsto que el próximo mes se reanuden las conversaciones de paz con el Gobierno.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies