Ascienden a once los refugiados congoleños muertos a manos de la Policía tras una protesta en Ruanda

Publicado 28/02/2018 4:52:05CET

MADRID, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

Al menos once refugiados congoleños murieron la semana pasada tras una intervención policial contra una protesta por la falta de comida en un campamento en Ruanda, según ha indicado el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

En su comunicado, el organismo ha detallado que ocho de las muertes tuvieron lugar en la localidad de Karongi, mientras que las otras tres se registraron en el campamento de Kiziba.

"ACNUR lamenta que sus continuos llamamientos a mantener la calma y la moderación no fueran escuchados la semana pasada. Esta tragedia debió ser evitada y el uso desproporcionado de la fuerza contra los refugiados no es aceptable", ha dicho.

En este sentido, ha reclamado a las autoridades que "eviten un mayor uso de la fuerza" y que investiguen las circunstancias que rodearon a estos "trágicos incidentes".

La Policía ruandesa cifró el viernes en cinco el número de muertos, al tiempo que aseguró que se usó "una fuerza proporcional" y acusó a algunos de los refugiados de atacar a los agentes con objetos punzantes.

Así, indicó que cerca de 500 refugiados salieron el 20 de febrero en el campamento de Kiziba en protesta por la reducción de las raciones de comida, antes de agregar que se les pidió que volvieran al mismo mientras se analizaba la situación.

ACNUR anunció en enero una reducción del 25 por ciento debido a la falta de fondos. El organismo explicó el jueves en un comunicado que su petición de dinero de este año para Ruanda era de 98,8 millones de dólares y que solo se ha cubierto el dos por ciento.

Por su parte, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) ha advertido de que podría haber más recortes si no alcanzan los 2,5 millones de dólares mensuales.

Ruanda alberga a unos 174.000 refugiados, de los cuales la mayoría han sido expulsados de RDC por la violencia que ha azotado cíclicamente al país africano en los últimos 20 años.