Ascienden a tres los muertos en las protestas en el Kurdistán iraquí tras la muerte de uno de los heridos

Manifestaciones en el Kurdistán iraquí
REUTERS / STRINGER .
Publicado 29/12/2017 4:38:30CET

MADRID, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

Uno de los manifestantes heridos en las manifestaciones de la semana pasada en la región semiautónoma del Kurdistán iraquí contra la corrupción y reclamar una mejora de los servicios básicos ha fallecido este jueves, según fuentes oficiales.

El jefe de la Policía de la localidad de Koya, Shorish Kaka, ha indicado que el manifestante, identificado como Herish Omer, ha muerto durante la jornada en el hospital en el que se encontraba hospitalizado, según ha recogido la cadena de televisión kurda Rudaw.

De esta forma, ascienden a tres los muertos a causa de la represión de las protestas. Las otras dos víctimas mortales tuvieron lugar en la ciudad de Raniya, donde resultaron heridas cerca de 90 personas.

El primer ministro del Kurdistán iraquí, Nechirvan Barzani, prometió el 21 de diciembre poner fin al "caos" provocado por las protestas, condenando la violencia y reiterando que "comprende" las demandas de los manifestantes.

"Sabemos que hay una mano detrás de estos sucesos", dijo, sin dar nombres pero apuntando a que las protestas coincidieron con movimientos militares del Gobierno central en los alrededores de la ciudad de Majmur.

"Sabemos que hay incitación. Sabemos que hay gente que la apoya esto y que habrá más disturbios en el Kurdistán. Ciertamente, las fuerzas de seguridad y la población en general está en contra de esto", agregó.

Barzani pidió además a la población que sea consciente de que los ingresos de la región semiautónoma se han visto reducidos drásticamente tras la toma de los pozos petroleros de Kirkuk por parte de las fuerzas de Bagdad.

Las tensiones han aumentado en los últimos meses en la región semiautónoma, a raíz del referéndum de independencia celebrado en septiembre y el rechazo al mismo por parte de las autoridades de Bagdad, que impusieron medidas económicas contra Erbil.

El Gobierno central insiste en su demanda de que el Kurdistán iraquí cancele los resultados del referéndum de independencia celebrado el 25 de septiembre --que se saldó con una victoria del 'sí' por más del 90 por ciento-- antes de iniciar un proceso de negociaciones.

Por su parte, la región semiautónoma ha ofrecido detener sus operaciones militares y suspender los resultados de la votación a cambio de la apertura de un diálogo fundamentado en la Constitución del país.

Uno de los principales motivos de queja en la última ola de protestas es el recorte de sueldos o directamente el impago a funcionarios. El Gobierno Regional del Kurdistán atribuye esta falta de fondos a las restricciones impuestas desde Bagdad, pero el primer ministro iraquí, Haider al Abadi, ha insistido en que su Ejecutivo no puede asumir todos los salarios de los funcionarios.