Un asesor de Jamenei pone en duda que las negociaciones con los países europeos vayan a dar resultados positivos

Ayatolá Alí Jamenei
OFICINA DEL LÍDER SUPREMO DE IRÁN
Publicado 16/05/2018 13:10:39CET

MADRID, 16 May. (EUROPA PRESS) -

Alí Akbar Velayati, consejero para Asuntos Exteriores del líder supremo de Irán, ha puesto en duda este miércoles que las negociaciones entre Teherán y los países europeos para mantener en vigor el acuerdo nuclear firmado en 2015 vayan a derivar en resultados positivos.

"No sé si las conversaciones con los europeos serán fructíferas. Espero que lleguemos a una conclusión, pero ¿cuánto debemos esperar para ver a Estados Unidos retirar las sanciones? Debemos ser autosuficientes", ha sostenido, según ha informado la agencia iraní de noticias FARS.

El martes, los ministros de Asuntos Exteriores de Reino Unido, Alemania y Francia se reunieron en Bruselas para tratar de determinar cómo conseguir mantener el acuerdo nuclear sin Estados Unidos y cómo pueden las empresas europeas seguir operando en Irán.

El ministro de Asuntos Exteriores iraní, Mohamad Yavad Zarif, dijo que la reunión había sido un buen comienzo pero que quiere ver garantías. Los europeos y los iraníes han asignado a varios expertos para que propongan medidas y se reunirán la semana que viene en Viena.

Las palabras de Velayati han llegado poco después de que el presidente iraní, Hasán Rohani, subrayara que Teherán "no se rendirá" a pesar de las "presiones" de Estados Unidos, un día después de que Washington anunciara nuevas sanciones contra el país.

El Departamento del Tesoro estadounidense impuso el martes nuevas sanciones contra el gobernador del Banco Central iraní, tres individuos y un banco iraní con sede en Irán, unas sanciones que llegan una semana después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, anunciara la salida del pacto nuclear.

El Gobierno iraní ha denunciado este mismo miércoles que las sanciones son ilegales y ha advertido de que si fallan las conversaciones para mantener el pacto nuclear, retomará su programa nuclear a un nivel más avanzado que antes del acuerdo.