Asharf al Arabi ejercerá de ministro egipcio de Planificación, el mismo cargo que desempeñó con Mursi

Actualizado 15/07/2013 16:21:54 CET

EL CAIRO, 15 Jul. (Reuters/EP) -

El economista Asharf al Arabi ha sido designado ministro de Planificación del nuevo Gobierno egipcio, lo que le permitirá desempeñar el mismo cargo que había ejercido hasta el pasado mes de mayo con el recién derrocado presidente Mohamed Mursi, según ha informado el propio nominado este lunes ante la prensa.

Al Arabi, formado como economista en Estados Unidos, se ha unido así al gobierno presidido por el también economista liberal Hazem el Beblawi. En sus primeras declaraciones, Al Arabi ha asegurado que "las ayudas de los países árabes serán suficientes" para "llevar a buen puerto el periodo de transición" y, por tanto, "en estos momentos no es apropiado iniciar nuevas negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI)".

Desde el derrocamiento militar de Mohamed Mursi, el pasado 3 de julio, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Kuwait han ofrecido 12.000 millones de dólares (9.200 millones de euros) a Egipto en fondos, en préstamos y en combustible para ayudar en el proceso de transición, que debería concluir con la celebración de elecciones parlamentarias en un plazo de seis meses.

Egipto negoció en 2012 con el FMI un paquete de préstamos de 4.800 millones de dólares (3.700 millones de euros), pero no se llegó a un acuerdo después de meses de negociaciones. La economía egipcia lleva más de dos años lastrada por las movilizaciones que a principios de 2011 pusieron fin al régimen de Hosni Mubarak y por los numerosos episodios de violencia y de crisis institucional posteriores.

Por otra parte, un general de la Policía, Mohamed Abu Shadi, ha sido designado nuevo ministro de Suministros, con la función de gestionar el sistema estatal de distribución de alimentos y combustibles subsidiados.

Abu Shadi ejercía formalmente de encargado del ministro del Interior para la investigación de crímenes relacionados con los suministros. Egipto es el primer importador mundial de trigo y adquiere diésel para su distribución entre la población a precios subsidiados.

El nuevo ministro ha declarado este lunes a la prensa que el país no atraviesa ninguna crisis en el suministro de bienes estratégicos, sin aportar más detalles.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies