Ashton advierte de que la condena a Navalni cuestiona el Estado de Derecho en Rusia

Actualizado 18/07/2013 14:17:00 CET

BRUSELAS, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton, ha manifestado su "preocupación" por las condenas a prisión dictadas contra el líder opositor ruso Alexei Navalni porque los cargos en su contra "no han sido probados durante el juicio" y por ello "plantean serias preguntas sobre el Estado de Derecho en Rusia" y ha confiado en que "serán reconsideradas en el proceso de apelación".

"La Alta Representante está preocupada por las condenas de culpabilidad y sentencias de cárcel dictadas hoy por el Tribunal de Kirov contra Alexey Navalni, miembro del Consejo de Coordinación de la oposición rusa y activista contra la corrupción y contra Pyotr Ofitserov", ha manifestado su portavoz en un comunicado.

"Los cargos en su contra no han sido probados durante el juicio", ha advertido la jefa de la diplomacia europea, que ha defendido que "la sociedad civil tiene un papel vital que jugar para exponer los males y defender los derechos humanos y no debe ser reprimida".

Ashton ha advertido de que las condenas "dadas las deficiencias de procedimiento (judicial) plantean serias preguntas sobre el Estado de Derecho en Rusia" y ha confiado en que "serán reconsideradas en el proceso de apelación".

Navalni, candidato a la alcaldía de Moscú y firme detractor del Kremlin, ha sido condenado este jueves a cinco años de cárcel por malversación por un tribunal de la ciudad de Kirov, a 900 kilómetros al este de la capital.

Según informa la agencia RIA Novosti, el tribunal ha declarado culpable a Navalni de organizar un fraude de madera valorada en unos 500.000 dólares (más de 381.000 euros) de la compañía estatal KirovLes. La condena, a menos que sea anulada en apelación, le impedirá optar a un cargo público.

Navalni, un bloguero muy conocido en Rusia por liderar las multitudinarias protestas contra el presidente ruso, Vladimir Putin, en 2012, ha denunciado que los cargos en su contra tienen motivos políticos.

Los fiscales habían pedido una pena de seis años de cárcel y una multa de un millón de rublos (más de 23.500 euros), pero el tribunal solo ha mantenido la multa, mientras que ha rebajado la pena solicitada.

El otro imputado en el juicio, Pyotr Ofitserov, también ha sido declarado culpable y condenado a cuatro años de cárcel. Ofitserov dirigía la empresa maderera Vyatka y ha sido acusado de comprar madera a KirovLes por debajo de los precios de mercado, participando así en el fraude. Ambos imputados se habían declarado no culpables.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies