La asociación de aduaneros de Chile pone fin al paro nacional tras diez días

 

La asociación de aduaneros de Chile pone fin al paro nacional tras diez días

Publicado 03/06/2017 2:47:47CET

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Nacional de Funcionarios de Aduanas de Chile (ANFACH) ha anunciado este viernes el fin de la huelga indefinida convocada hace casi diez días tras lograr un acuerdo con el Ministerio de Hacienda.

En un comunicado, la agrupación ha dado "por finalizado el paro nacional indefinido iniciado el pasado 24 de mayo" y ha instruido a todas las filiales a celebrar una asamblea para definir, a nivel local, las condiciones y plazos para recuperar la normalidad de la actividad.

La ANFACH ha agradecido a todos los empleados que han participado en la huelga, que han definido como una de las más largas de la historia del gremio, y que han conseguido "hacer respetar" los acuerdos sellados entre el colectivo y el Gobierno chileno.

"Saludamos también a nuestros dirigentes gremiales que con madurez y claridad han sabido conducir junto a sus bases este movimiento y con valentía se han enfrentado a las autoridades del Servicio y del Gobierno en un escenario de amenazas y represión como nunca lo habíamos visto", ha indicado.

Asimismo, ha repudiado a "los asociados rompehuelgas, colegas y dirigentes que no se sumaron a esta movilización y que también se verán beneficiados con este proceso de encasillamiento".

La ANFACH ha explicado que durante los últimos días se han mantenido varias reuniones con representantes del Gobierno para buscar una solución. "Al respecto manifestamos que este Directorio Nacional valora la disposición de los negociadores del Gobierno y valora la nota pública --del Ministerio de Hacienda--, lo cual nos da la tranquilidad de retomar la mesa de trabajo con el Gobierno en forma inmediata, una vez depuesto nuestro paro nacional", ha señalado.

En el citado comunicado, el Ministerio de Hacienda ha explicado que se cumplirán los acuerdos firmados con el colectivo y que se ha decidido retirar una polémica propuesta, presentada dos días antes de arrancar la huelga, que el gremio sostiene que no se ajustaba a dichos acuerdos.

El Gobierno de Bolivia, por su parte, ha venido denunciando durante los últimos días la actitud de Chile al incumplir el Acuerdo de Transporte Internacional Terrestre (ATIT), viéndose afectados "miles" de transportistas bolivianos por el paro nacional.

El presidente boliviano, Evo Morales, ya criticó el domingo pasado que el "paro aduanero en Chile es daño económico pero también humano", señalando que los "transportistas" en medio "del frío del invierno" no podían acceder a agua, comida ni servicios básicos.

Desde entonces, Chile y Bolivia se han enfrentado por la cifra de camiones bolivianos que se habrían visto afectados por el paro: si bien La Paz habla de unos 1.500, Santiago sostiene que han rondado los 200.

Según un balance ofrecido por el Ministerio de Exteriores de Chile, entre los días 25 de mayo --día posterior al inicio del paro-- y 1 de junio, se han visto afectados cada día entre 150 y 500 vehículos. El día de mayores problemas fue el pasado domingo, 28 de mayo, cuando circulaban 449 camiones.

El diputado chileno Jorge Tarud, del Partido Por la Libertad (PPL) y miembro de la Comisión de Defensa y Relaciones Exteriores ha explicado que el Gobierno de Michelle Bachelet "hizo todo lo posible para enfrentar" el paro de aduanas, y ha asegurado que le "extraña" que un presidente como Morales, "que se dice socialista", haya pretendido "prohibir las paralizaciones de los sindicatos".

Entretanto, el diputado de la Unión Demócrata Independiente (UDI) Issa Kort ha tildado de "inaceptable" la actitud del mandatario indígena, a quien ha acusado de "mentir" y de "obstruir los necesarios canales de diálogo y entendimiento con Chile".

"Nunca hubo una fila de 1.500 camiones esperando, como señaló el Gobierno de Bolivia. Una vez más, Bolivia magnifica e inventa acusaciones contra Chile", ha criticado.

TENSIÓN ENTRE PAÍSES

Ambos países mantienen unas relaciones tirantes, especialmente después de la detención de nueve funcionarios bolivianos en Chile.

El Gobierno de Morales sostiene que los funcionarios estaban inspeccionando unos camiones chilenos en el lado boliviano de la frontera, porque tenían información de que transportaban mercancía de contrabando, cuando agentes de Carabineros intervinieron y les detuvieron.

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet ha desmentido esta versión y ha indicado que "las nueve personas detenidas estaban en territorio chileno cometiendo delitos". "Se habían robado uno y querían robarse nueve camiones con productos", dijo en una rueda de prensa.

Ambos países ya tuvieron una crisis a mediados de mes porque, según Bolivia, las autoridades chilenas obligaron a retirar la bandera del consulado de Antofagasta, si bien La Moneda sostiene que en realidad no era una oficina consular.

La Paz y Santiago llevan meses inmersos en una nueva escalada de tensión a causa de la presentación de la réplica de Bolivia a la memoria chilena en la disputa territorial que les enfrenta en la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies