Al Assad dice que en Siria solo hay "decenas de miles" de muertos y se muestra dispuesto a dialogar con EEUU

El presidente de Siria, Bashar al Assad
SANA SANA/REUTERS
Publicado 21/04/2017 17:13:26CET

MOSCÚ, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente sirio, Bashar al Assad, ha sostenido que las estimaciones de la ONU sobre el número de muertos en la guerra en su país no son precisas y ha acusado a Occidente de exagerar la cifra para justificar una invasión de su país.

Preguntado por el número de víctimas en la guerra desde marzo de 2011, Al Assad ha señalado en una entrevista concedida a la agencia rusa Sputnik que "en realidad, sólo podemos hablar de números oficiales". "Son decenas de miles, no cientos de miles como dicen los medios de comunicación", ha sostenido.

Según el presidente sirio, Occidente incluye en el número de muertos a los terroristas, entre ellos combatientes extranjeros, que no figuran en las estadísticas oficiales de las víctimas. El mandatario ha defendido que los datos que publican los medios no son "precisos" y "la cifra se infla solo para mostrar lo horrible que es la situación y utilizarlo como pretexto humanitario para intervenir en Siria".

Asimismo, se ha mostrado en descuerdo con la estimación de la ONU, que dejó de contar víctimas hace años cuando hablaba de más de 200.000 fallecidos, porque "no dispone de medios para hacer los cálculos". "Naciones Unidas no tiene ningún medio para calcular las cifras, en realidad nadie lo tiene porque están hablando de diferentes facciones, extranjeros, nacionales sirios, terroristas, etcétera", ha insistido.

DIÁLOGO CON WASHINGTON

Por otra parte, se ha mostrado dispuesto a cooperar con Washington si la nueva Administración de Donald Trump cambia su actitud. Aunque ha reconocido que hace unos meses consideró como "prometedor" al nuevo mandatario, al mismo tiempo "funcionarios estadounidenses dicen una cosa y hacen otra diferente".

Según Al Assad, el reciente ataque a la base aérea siria de Shairat lo ha demostrado. Estados Unidos bombardeó dicha base en respuesta al ataque químico en Jan Sheijun, en la provincia de Idlib, del que responsabilizó al régimen sirio.

"Siempre que haya una ventana de esperanza de que un Estado o régimen pueda cambiar su actitud hacia el respeto de tu soberanía, para prevenir el derramamiento de sangre en tu país, tienes que cooperar", ha aseverado el mandatario sirio, que ha dicho que el reciente bombardeo estadounidense no ha cambiado la situación.

"Hay que mantener el trato con Estados Unidos, es un gran país, al menos para que se abstenga de cualquier efecto nocivo. Estoy hablando en general, no sólo de Siria. Cuando cambien su comportamiento, estamos listos, no será un problema", ha añadido.

No obstante, ha dejado claro que por ahora no hay comunicación entre Damasco y Washington. "No, no tenemos ahora canal alguno entre Siria y la Administración de Estados Unidos", ha recalcado.

Por otra parte, ha subrayado que una vez que Siria derrote a los terroristas, las fuerzas de Estados Unidos y Turquía serán expulsadas del país por la fuerza si no se marchan por su propia voluntad. "Los estadounidenses así como los turcos u otros ocupantes deben retirarse por su voluntad o serán expulsados a la fuerza", ha afirmado.

Al Assad ha señalado que en cuanto Damasco derrote a los terroristas en distintas zonas del país, "será muy fácil expulsar a las demás fuerzas, incluidas las turcas". "O se marchan, o tendremos que combatir contra ellos y vencerlos defendiendo nuestra tierra", ha advertido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies