Al Assad dice que las zonas seguras creadas en Siria son una oportunidad de "reconciliación" para los rebeldes

Bashar al Assad
SANA/REUTERS
Publicado 11/05/2017 22:36:31CET

MADRID, 11 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Siria, Bashar al Assad, considera que las cuatro zonas seguras que se han creado por virtud de un acuerdo mediado por Rusia, Turquía e Irán ofrecen a los grupos armados que luchan contra su Gobierno la oportunidad de "reconciliarse con el Estado", según ha indicado en una entrevista concedida a la televisión bielorrusa ONT que se ha difundido este jueves.

"El objetivo es, en primer lugar, proteger a los civiles y, en segundo lugar, dar a los rebeldes interesados en ello una oportunidad de reconciliarse con el Estado, como ya ha ocurrido en otras zonas. Así que la desescalada del conflicto en estas áreas es una oportunidad de aclarar su estatus, por ejemplo, deponer las armas y volver para una amnistía", ha dicho.

Al Assad ha apuntado que "es también una oportunidad para los grupos armados que quieren expulsar a los terroristas, especialmente al Estado Islámico y al (antiguo) Frente al Nusra, de esas zonas", donde --ha señalado-- "hay una mezcla de civiles y terroristas" y, a su vez, de terroristas procedentes de distintas organizaciones, así como "bandas" criminales.

Para Al Assad, estas cuatro zonas seguras son sin duda un éxito del proceso de Astaná, patrocinado por Moscú, Ankara y Teherán, que ha valorado especialmente porque representa "la idea correcta", si bien ha advertido de que su resultado final dependerá de que los "terroristas" --término con el que suele referirse a los rebeldes-- y los países occidentales decidan apoyarla.

"Por eso, tenemos la esperanza de que esto sirva para que estos países se den cuenta de que cualquier nueva escalada fracasará porque las fuerzas sirias y rusas, con el apoyo iraní y con el apoyo de Hezbolá, actuarán contra cualquier movimiento por parte de los terroristas si éstos intentan violar el acuerdo", ha advertido.

Interrogado sobre el proceso de Ginebra, impulsado por Naciones Unidas, ha contestado que "es solamente una reunión para la prensa". "No hay nada sustancial. Ni siquiera algo entre un millón. Es nulo", ha sostenido y ha explicado que es así porque requiere que el Gobierno haga "concesiones" y no las hará "por una simple razón": "este país no me pertenece a mí solo".

"Cualquier concesión a nivel nacional no es una prerrogativa del presidente, necesita una decisión, una decisión popular, que se produce a través de un referéndum", ha defendido Al Assad, enfatizando que únicamente está en posición de hacer "concesiones personales, que no tienen importancia para el pueblo ni para la crisis y que, en cualquier caso, nadie las ha pedido".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies