Al Assad ya no tiene capacidad para decidir si se va o se queda

Actualizado 20/05/2013 17:44:49 CET

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

Ribal al Assad, primo del presidente sirio, Bashar al Assad, ha asegurado que el mandatario ya no tiene capacidad para decidir si continúa en el cargo o lo abandona porque una decisión de ese tipo corresponde al círculo de militares de los servicios de Inteligencia y otras personas que le rodean.

"No pienso que él se vaya a ir porque no tiene el poder ni de decidir si va a irse o a quedarse. La decisión está en las manos de la gente que está alrededor de él, gente que son oficiales de los servicios secretos en el Ejército y otra gente que realmente tienen las riendas en Siria", ha afirmado Al Assad, en una entrevista concedida a Onda Cero y recogida por Europa Press.

"Bashar es solamente la fachada que ellos utilizan y él, realmente, lo sabe muy bien, no tiene ninguna capacidad de decisión", ha apostillado. El primo del mandatario sirio, que preside la organización Libertad y Democracia en Siria, ha afirmado que en su país "las cosas están fatal" y que una revolución que comenzó siendo "pacífica" ahora ha dado paso a una situación en la que "mucha gente" ha cogido las armas para luchar contra el régimen, en un conflicto que ha dejado "más de 80.000 muertos".

Tras recordar que ha habido denuncias de que la oposición ha podido utilizar armas químicas en Siria, Ribal al Assad ha advertido de que en el conflicto "hay mucha gente afiliada a Al Qaeda", como los combatientes de Al Nusra, y ha asegurado que el Ejército Libre Sirio cuenta con el respaldo de países como Qatar y Arabia Saudí, lo que ha llevado a "una situación realmente fatal".

Al Assad ha hecho hincapié en que el conflicto en Siria es un problema "regional" por el apoyo que tiene el régimen de parte de actores como Irán, Irak y el partido milicia chií libanés Hezbolá y que ahora ha derivado en un "conflicto sectario", una confrontación "entre los chiíes y los suníes". "Esto es muy peligroso y no pienso que la comunidad internacional deba tomar partido. Debemos encontrar una solución pacífica, una solución política", ha afirmado. Ribal al Assad ha concluido que la situación actual en Siria "es un problema regional cuya solución debe venir de todos los lados".