Assange: "La Administración Obama ha presionado para que no filtremos datos sobre Clinton"

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Assange: "La Administración Obama ha presionado para que no filtremos datos sobre Clinton"

Julian Assange fundador de la web Wikileaks
REUTERS
Publicado 08/11/2016 20:20:50CET

MADRID, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

El fundador de Wikileaks, Julian Assange, ha denunciado este martes que la organización ha sido sometida a una "enorme presión por parte de los aliados políticos de Hillary Clinton, incluida la Administración Obama", para frenar la difusión de información sobre la campaña presidencial de la candidata demócrata en los meses previos a la celebración de las elecciones.

El ciberactivista, que ha aseverado que la "verdadera victoria es que la población estadounidense esté mejor informada sobre lo que sucede en el país", ha defendido la actitud de la organización, que ha apoyado en todo momento "el derecho a recibir y publicar información que resulte significativa para la población".

"Publicamos el material que nos llega y que no ha sido previamente publicado si consideramos que es importante a nivel político, diplomático, histórico o ético. Ese es nuestro criterio", ha señalado en un comunicado Assange.

"Teníamos información relacionada con las campañas políticas de Bernie Sanders y Hillary Clinton y creíamos que cumplía con esos criterios. Por eso la publicamos. Nadie discute la importancia de esas informaciones", ha dicho el programador australiano.

Assange permanece recluido desde hace más de cuatro años en la Embajada de Ecuador en Londres, donde obtuvo refugio en junio de 2012 para evitar su extradición a Suecia, donde está siendo investigado por presuntos delitos sexuales. Además, el fundador de Wikileaks teme ser trasladado a Estados Unidos por la filtración masiva de documentos oficiales.

En julio, la organización filtró una serie de documentos que contenían unos 19.000 correos electrónicos de la Convención Nacional Demócrata (CND), donde se mostraba que el máximo organismo de la formación exploró distintas vías para perjudicar la campaña del precandidato presidencial Bernie Sanders, como poner en tela de juicio las verdaderas creencias religiosas del candidato.

El entorno de Clinton ha insinuado que el escándalo, que se saldó con la dimisión de la presidenta del CDN, Debbie Wasserman Schultz, fue propiciado por Rusia para favorecer al candidato republicano, Donald Trump.

En octubre, Wikileaks publicó una serie de conversaciones entre la candidata y varios directivos de Wall Street que se sumaron a la polémica por el ataque de Benghazi y la desaparición de miles de correos electrónicos de la cuenta de Clinton cuando aún se encontraba en el cargo de Secretaria de Estado.

Según Assange, el motivo por el que la organización no ha publicado información sobre los oponentes políticos de Clinton es porque no existen datos relevantes sobre el asunto. "No hemos recibido información sobre la campaña de Trump ni de ningún otro candidato", ha afirmado.

LIBERTAD DE PRENSA

"Al publicar los correos de Clinton todos han pensado que somos expertos en la materia, por lo que es normal que la información siga entrando", ha añadido Assange, que considera las publicaciones parte de un modelo de periodismo que se encuentra en perfecta armonía con la Primera Enmienda de la Constitución.

"No tenemos deseo alguno de influir en los resultados de las elecciones. Los candidatos han expresado en reiteradas ocasiones su hostilidad hacia los chivatos", ha aseverado. Assange ha condenado en varias ocasiones las medidas tomadas contra la militar Chelsea Manning, condenada a 35 años de cárcel por filtrar documentos clasificados a Wikileaks.

"Con lo que hacemos no buscamos venganza por lo que ha pasado con Manning ni pretendemos que Jill Stein, la candidata del Partido Verde, sea elegida presidenta. No publicar la información hasta después de los comicios hubiera jugado a favor de uno de los candidatos y no a favor del derecho de la opinión pública a saber lo que pasa", ha indicado Assange.

"Creemos que si la prensa obedece a ese tipo de consideraciones, como ya ha sucedido en el pasado, en vez de informar al público, entonces ya no estamos hablando de libertad de prensa ni nos estamos refiriendo a un público realmente informado", ha zanjado.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies