Aumenta a 38 muertos el balance del asalto a una aldea en Kenia

Actualizado 10/09/2012 16:43:46 CET

MOMBASA, 10 Sep. (Reuters/EP) -

Al menos 38 kenianos han muerto y más de 150 casas han sido incendiadas durante un nuevo ataque relacionado con las disputas tribales por tierras y agua en la provincia Costera, en el sureste de Kenia, según un nuevo balance procedente de la Cruz Roja local.

Según el presidente de la Cruz Roja local, Mwanaisha Hamisi, el ataque fue perpetrado por más de 300 hombres armados en la aldea de Kilelengwani, en el Delta del Tana, y, de momento, se han registrado 38 muertos. Poco antes, la Cruz Roja dio un balance de 32 muertos, entre los que fuguraban siete agentes de Policía, doce varones civiles, cinco mujeres y ocho niños.

Por su parte, el comisario provincial de Costera, Samuel Kilele, ha anunciado que las autoridades locales van a reclamar al Gobierno el envío del Ejército "para ayudar a restaurar el orden".

Desde mediados de agosto se han producido dos incursiones armadas entre los agricultores sedentarios Pokomo y los pastores seminómadas Orma, dos comunidades que llevan años enfrentándose por el control de pastos. Hasta la fecha han muerto alrededor de un centenar de personas por estos ataques, casi todas ellas civiles.

El primer ataque se produjo a mediados de agosto, cuando un centenar de miembros de la tribu Pokomo atacaron, armados con lanzas, maches y arcos y flechas, un asentamiento de la comunidad Orma y dieron muerte a más de 50 personas. El pasado 6 de septiembre, al menos doce personas murieron después de que un grupo armado Orma atacara una aldea Pokomo en venganza por la matanza anterior.

"Muchos somos los que creemos que esta violencia ha sido instigada políticamente. La violencia suele alcanzar su cénit cuando las tensiones políticas empiezan a echar raíces", declaró a Reuters un abogado y antiguo miembro de la Comisión Nacional Keniana de Derechos Humanos, Hassan Omar.

EL CONFLICTO

Los agricultores sedentarios Pokomo y los pastores seminómadas Orma llevan años enfrentándose por el control de pastos, tierra de cultivo y recursos hidráulicos, pero las tensiones se agravaron el pasado mes de agosto después de que los Pokomo acusaran a los Orma de introducir sus rebaños en sus pastos.

Las disputas por tierras, pastos y agua son frecuentes en las zonas más áridas del este de África y suelen degenerar en enfrentamientos armados y en ataques por venganza, pero la violencia se ha agravado en los últimos años a causa de la entrada de armas a través de las porosas fronteras de Kenia, sobre todo desde la conflictiva Somalia.

Varios altos responsables gubernamentales, entre ellos el primer ministro keniano, Raila Odinga, y el comisario jefe de Policía, Mathew Iteere, han visitado la zona a lo largo de las dos últimas semanas para pedir calma y para advertir de que los autores de estos hechos van a ser entregados a la Justicia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies