Aumenta a 46 el número de muertos en los incendios que debastan Grecia

Actualizado 26/08/2007 1:17:18 CET

ATENAS, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades griegas elevaron a 46 el número de muertos por los fuegos que asolan el país mientras el primer ministro griego, Costas Karamanlis, decretaba el estado de emergencia. Pronto comenzará a llegar la ayuda internacional, incluida la española, para intentar controlar los 170 incendios activos, de un calibre tal que es imposible aún realizar estimaciones sobre la cantidad de tierra calcinada. Además, las autoridades griegas anunciaron la detención de un incendiario, presuntamente responsable de un incendio en el que fallecieron seis personas.

"Todas las regiones del país están en estado de emergencia (...) para detener este mal y comenzar a reparar la destrucción tan pronto sea posible", declaró Karamanlis en una intervención televisada a la nación.

"El país está en estado de emergencia. Pido a todos los ciudadanos ayudar a la lucha colectiva, que debe ser ganada por el bien del país", prosiguió el dirigente. "Siento un profundo dolor por la madre que pereció en las llamas rodeando con sus brazos a su hijo", añadió.

El Gobierno ha declarado tres días de luto nacional y las banderas ondearán a media hasta en el Parlamento y otros edificios oficiales.

El primer ministro no dudó en sugerir que la mayoría de los incendios son provocados. "Tantos fuegos comenzando simultáneamente en tantas partes del país no pueden ser una coincidencia. El Estado hará todo lo que esté en su mano para encontrar a los responsables y castigarles", declaró.

Desde la mañana de ayer más de 170 fuegos se han declarado por todo el país, los más importantes en la península del Peloponeso, en el sur. Hoy surgieron nuevos fuegos alimentados por los secos y fuertes vientos y se teme que pueda incrementarse el número de fallecidos. Hay localidades totalmente rodeadas por las llamas a las que no pueden acceder los servicios de rescate. Además, los fuegos han dejado sin suministro eléctrico a más de 230 localidades en el Peloponeso.

En la isla de Eubea, al norte de Atenas, el fuego se hizo más importante durante la noche, por lo que varios pueblos tuvieron que ser evacuados, explicó Diamandis. Los medios de comunicación informan de un fallecido en esta isla, pero los bomberos no pudieron confirmar esta circunstancia.

Las cenizas procedentes de este incendio están cayendo en el centro de Atenas y su cielo se ve jalonado del humo y el tono rojizo de las llamas.

Otro incendio, de menor entidad, se acerca ya al extrarradio de Atenas, por lo que tuvo que ser evacuado un convento situado cerca de una autopista, en la ladera del monte Imitos, al este de la capital. Un edificio de viviendas de tres plantas ya ha resultado afectado en el suburbio de Papagou, donde los bomberos combaten contra las llamas con la ayuda de hidroaviones y cientos de voluntarios y habrían logrado al menos controlar el fuego.

Los medios de comunicación, mientras, informan de que los muertos podrían ser 50, aunque las autoridades se mantienen en la cifra oficial de 46 fallecidos.

El incendio más grave es del oeste de la península del Peloponeso y rodea ya la localidad de Zaharo. Este incendio ha provocado ya más de 30 muertes, incluidas las de la madre y el menor al que se refería el primer ministro griego.

UN DETENIDO

La Policía griega detuvo hoy a un hombre de 65 años de edad en el sur del país. Este individuo ha sido acusado de provocar incendios y de varios cargos de homicidio por su presunta relación con el incendio que mató a seis personas en Areópolis, en el sur del Peloponeso, según indicó un portavoz de los Bomberos, Nikos Diamandis.

Cinco personas fallecieron calcinadas ayer viernes y un bombero murió de un ataque al corazón mientras combatía las llamas.

AYUDA EUROPEA

La Comisión Europea mostró hoy su "consternación y tristeza" por el número de víctimas que han dejado los incendios en las regiones del sur de Grecia y anunció que, tal y como han comunicado estos países a Bruselas por medio del mecanismo de protección civil, Francia tiene previsto enviar este sábado dos aviones para trabajar en las tareas de extinción, Noruega ha ofrecido otro más, y Alemania, tres helicópteros.

La Comisión indicó que, después de la petición de ayuda que recibió del Gobierno de Grecia, activó ayer por la tarde el Mecanismo de Protección Civil, en el que se establecieron "contactos urgentes" con 30 países que participan en él. Los primeros resultados son la oferta de estos tres aviones y tres helicópteros.

Bruselas notificó estas contribuciones en un momento en que "todos los países del sur tiene sus propios incendios" y recordó que muchos de estos países, de la UE y terceros, han pedido asistencia este verano y que, de momento, también Albania ha pedido ayuda y se espera la respuesta de los Estados miembros.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y el comisario de Medio Ambiente, el griego Stavros Dimas, expresaron sus condolencias por las 41 vidas que de momento se han cobrados los fuegos en el Peloponeso

"Estoy apenado por la trágica pérdida de vidas que estos incendios han traído con ellos y espero que los socios europeos cumplan las expectativas y suministren todo el material de apoyo que Grecia necesita en estos momentos de angustia", dijo Barroso.

Dimas se dijo "angustiado porque las orillas del sureste europeo una vez más experimentan condiciones climáticas que favorecen la expansión de estos fuegos. Estoy convencido de que necesitamos fortalecer la capacidad para luchar contra los incendios para combatirlos juntos".

Mientras, España prepara el envío de "dos aviones anfibios del Ministerio de Defensa" para luchar contra la ola de incendios en la península del Peloponeso, informaron hoy a Europa Press fuentes diplomáticas y de la Dirección General de Protección Civil y Emergencias.

Las aeronaves, dos CL 215 T, ya están "preparadas para salir" en cuanto se informe a las autoridades españolas del aeropuerto en el que deberán aterrizar, precisaron las mismas fuentes.

El Ministerio de Sanidad, por su parte, está levantando tiendas de campaña en la península del Peloponeso, aunque aún se desconoce la cifra de personas que podrían haber haber quedado sin hogar por culpa de las llamas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies