Aumenta el debate sobre el control de armas en EEUU tras el tiroteo de Florida

Manifestantes piden un control más estricto de armas en EEUU
REUTERS / JONATHAN DRAKE
Publicado 18/02/2018 1:54:59CET

MIAMI, 18 Feb. (Reuters/EP) -

Los estudiantes supervivientes del tiroteo en el que murieron 17 personas en un instituto de secundaria del estado estadounidense de Florida han pedido este sábado restricciones de armas durante un mitin, pero los asistentes a una feria de armas han señalado que no podían culpar a las armas por la masacre.

El tiroteo perpetrado este miércoles por el joven de 19 años Nikolas Cruz en Parkland ha impulsado el debate estadounidense entre aquellos que apoyan un control más estricto de las armas y los defensores de los derechos de la posesión de armas, protegidos por la Segunda Enmienda de la Constitución de Estados Unidos.

Muchos de los asistentes del mitin que se ha celebrado en Fort Lauderdale para exigir leyes de armas más severas han rechazado los comentarios del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en los que ha defendido que el principal factor de la masacre en el instituto Margory Stoneman Douglas fue la enfermedad mental del autor.

"Necesitamos prestar atención al hecho de que esto no es solo un problema de salud mental", ha asegurado Emma González, una estudiante de 18 años. "¡No habría herido a tantos estudiantes con un cuchillo!", ha gritado ante la multitud, refiriéndose a Cruz.

González ha criticado a Trump por revocar una medida implementada por el expresidente Barack Obama que requería una investigación adicional a algunos compradores de armas con antecedentes de enfermedad mental. También ha condenado a la Asociación Nacional del Rifle (NRA, según sus siglas en inglés), que se opone a las leyes que señalan que violan los derechos de los propietarios de armas.

Nikolas Cruz, de 19 años, un exalumno que fue expulsado del instituto de secundaria Marjory Stoneman Douglas, ha sido acusado de 17 cargos de asesinato. La Policía informó de que estaba armado con un rifle AR-15 y que tenía varias revistas de municiones.

Cruz compró legalmente el arma que utilizó en el tiroteo a un vendedor autorizado en Coral Springs, Florida, según el alguacil del condado de Broward.

Ryan Deitsch, de 18 años, fue uno de los alumnos que se encerró en el armario de una clase mientras Cruz pasaba por los pasillos del instituto. "Lo menos que pueden hacer los legisladores es votar sobre algo", ha señalado Deitsch. "¿Qué es lo peor que puede pasar?", ha aseverado

El mitin ha coincidido con una feria de armas a la que han asistido cientos de personas y se situaba a unos 64 kilómetros en el recinto ferial del condado de Dade. A pesar de las peticiones para que se cancelara el evento, había más de cinco millones de dólares en armas y accesorios en exhibición, según los organizadores.

Joe Arrington, de 29 años, un exagente que se encontraba en el evento ha señalado que se necesita investigar más los antecedentes de los compradores de armas, pero que una mayor regulación no habría detenido la masacre de Parkland.

"No creo que ninguna ley hubiera frenado lo que sucedió", ha señalado Arrington. "Creo que muchas agencias no hicieron su trabajo necesariamente como se suponía que debía", ha añadido.

El FBI ha recibido fuertes críticas después de que este viernes admitiera que había ignorado una alerta clara sobre el autor del tiroteo.

El 5 de enero, "una persona cercana a Nikolas Cruz" contactó con la agencia federal de seguridad para expresar sus "preocupaciones" sobre el joven. Así, informó de que estaba en posesión de armas, mantenía un "comportamiento errático", había expresado su "deseo de matar a gente" y había publicado mensajes "preocupantes" en redes sociales.

El mensaje incluso aludía a que Cruz podía llevar a cabo un tiroteo en un centro educativo, como finalmente ocurrió el miércoles, según un comunicado difundido por el FBI.