Australia revisará el examen de ciudadanía para los inmigrantes debido al alto número de suspensos

Actualizado 02/01/2008 6:06:45 CET

CANBERRA, 2 Ene. (EP/Reuters) -

El Gobierno australiano se replanteará el examen que deben pasar todos los emigrantes que quieren obtener la ciudadanía implantado por el anterior Gobierno conservador, y que muchos han criticado de racista, debido al alto número de suspensos.

La prueba, introducida el año pasado por el ex primer ministro John Howard, contiene preguntas acerca de la historia nacional y sus valores, e incluye la opinión de los examinados acerca de valores nacionales como el conocido como "mateship" (igualitarismo o compañerismo).

Únicamente una de cada cinco de las 10.636 personas que realizaron el examen desde su introducción en octubre del año pasado consiguió responder correctamente a más del 60 por ciento de las preguntas, el mínimo requerido para aprobar, según reveló el diario 'West Australian'.

El nuevo ministro de Inmigración, Chris Evans, declaró que el examen sería revisado. "El examen de ciudadanía debería ser sobre la conciencia de las responsabilidades de los ciudadanos y, por supuesto, sobre el modo de vida australiano", afirmó Evans.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies