Australia pide a todos sus embajadores que regresen el país para diseñar la nueva política exterior

Ministra de Exteriores de Australia  Julie Bishop
POOL NEW / REUTERS
Publicado 01/03/2017 3:25:09CET

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Asuntos Exteriores de Australia, Julie Bishop, ha convocado a todos los embajadores repartidos en el mundo para mantener un encuentro sin precedentes con el objetivo de ayudar a definir los últimos puntos de la nueva política exterior del Gobierno de Malcolm Turnbull.

Los 113 jefes de misiones --que incluyen a embajadores, altos comisarios y cónsules generales-- tendrán que regresar a Australia durante tres días el próximo mes, mientras el Gobierno busca redefinir el modo en el que el país dirige su política exterior, de desarrollo y de comercio a nivel internacional, según ha informado el diario 'The Sydney Morning Herald'.

Todos, salvo alguna excepción --aquellos cuyo mandato está a punto de expirar-- se reunirán en Canberra durante dos días con el primer ministro, con la jefa de la diplomacia y con el titular de la cartera de Comercio, Steven Ciobo, así como con representantes del Partido Laborista, para elaborar el 'Libro Blanco sobre Política Exterior', que se publicará a finales de año.

"En un momento de significativa incertidumbre a nivel internacional, es vital que Australia emplee la experiencia y el intelecto de sus diplomáticos de más alto nivel", ha indicado Bishop, en declaraciones al conglomerado mediático Fairfax.

El 'Libro Blanco sobre Política Exterior' es un intento del Gobierno australiano fijar un rumbo en el convulso panorama internacional, que va desde la Presidencia de Donald Trump en Estados Unidos a las tensiones en el mar de China Meridional, pasando por los desafíos que plantea el terrorismo internacional y el generalizado sentimiento antiglobalización.

"Este encuentro será importante para reforzar la influencia de Australia y su posición en el mundo", ha añadido Bishop. El último 'Libro Blanco sobre Política Exterior' que publicó Canberra fue bajo el Gobierno de John Howard (1996-2007), en 2003.

El coste de esta reunión se estima, por el momento, en algo más de un millón de dólares para vuelos y unos 70.000 dólares para alojamiento para los diplomáticos. Según el citado diario, todos los gastos se sufragarán desde partidas presupuestarias ya existentes y no se prevé inyectar más dinero para ello.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies