El autor del tiroteo en un instituto de Maryland murió por su propio disparo

Tiroteo en un instituto en Maryland, Estados Unidos
REUTERS / SAIT SERKAN GURBUZ - Archivo
Publicado 27/03/2018 16:40:36CET

WASHINGTON, 27 Mar. (Reuters/EP) -

Austin Rollins, el autor del tiroteo registrado la semana pasada en un instituto de Maryland, murió como consecuencia del disparo que se infligió cuando un agente de la oficina del Sheriff se enfrentó a él, según han contado las autoridades estadounidenses.

La investigación oficial ha determinado que fue el disparo que se propinó el joven en la cabeza lo que acabó con su vida y no los disparos que realizó el agente que trató de interceptarle en el interior del instituto Great Mills.

Rollins, de 17 años, disparó con la pistola de su padre a Jaelynn Willey, una chica de 16 años con la que había tenido una relación sentimental que terminó días antes del tiroteo, según ha explicado la oficina del sheriff del condado de Saint Mary.

Willey murió días después por la gravedad de las heridas sufridas en el tiroteo. Unos tres minutos después de que Rollins disparara contra Willey, el ayudante del sheriff Blaine Gaskil, disparó en su contra y le dio en el arma. De manera simultánea, Rollins se disparó en la cabeza, según relató este lunes sn un comunicado la oficina del sheriff. Rollins quedó herido y murió horas después en el hospital, mientras que Gaskill salió ileso.

Desmond Barnes, un estudiante de catorce años de edad, fue alcanzado en la pierna por la misma bala que alcanzó a Willey. Barnes recibió tratamiento médico en un hospital y recibió el alta un día después del tiroteo.

Los detalles del tiroteo se conocieron después de que cientos de miles de personas se manifestaran durante el fin de semana para exigir al Gobierno estadounidense que refuerce el control de armas en todo el país.

Liderados por los supervivientes del tiroteo en un instituto de Florida que acabó con la vida de 17 menores de edad, los manifestantes pidieron a los parlamentarios y al presidente del país, Donald Trump, que afrontaran este tema tras décadas de tiroteos en institutos y escuelas de Estados Unidos.