Las autoridades de China condenan por corrupción a ocho años de cárcel a una de sus fugitivas más buscadas

Yang Xiuzhu reads a newspaper during a meeting in Wenzhou, Zhejiang province, De
REUTERS / CHINA STRINGER NETWORK
Publicado 13/10/2017 11:03:37CET

PEKÍN, 13 Oct. (Reuters/EP) -

Un tribunal chino ha condenado este viernes a Yang Xiuzhu, la ex teniente de alcalde de la ciudad de Wenzhou --situada en el este de la provincia de Zhejiangla-- a ocho años de cárcel por corrupción y sobornos, según ha informado la agencia de noticias estatal Xinhua.

Yang ha sido la fugitiva más buscada del país durante los últimos ocho años. Se entregó a las autoridades chinas hace un año, al volver de Estados Unidos después de haber pasado 13 años escondida en territorio norteamericano.

Las autoridades chinas la elevaron en 2015 al puesto número uno de su lista de las 100 personas más buscadas por casos de corrupción que estaban en el punto de mira de la Interpol. Muchas de estas personas habían huido a Estados Unidos, Canadá o Australia y 48 de ellas han vuelto a China desde entonces.

El jurado popular ha sido el encargado de comunicar la sentencia a prisión y al pago de una multa de 800.000 yuan (102.718 euros) por parte de Yang, tal y como ha informado Xinhua.

El tribunal ha reducido la condena inicial de Yang después de que ésta haya expresado su arrepentimiento, al tiempo que ha asegurado sentirse avergonzada y después de haber devuelto de forma activa las ganancias que había conseguido fruto de su actividad ilegal.

Durante sus tres años en el puesto, Yang malversó cerca de 20 millones de yuan (unos 2,5 millones de euros) en fondos públicos y aceptó otros 7 millones en regalos. El tribunal ha asegurado que se han recuperado algo menos de 27 millones.

La guerra contra la corrupción del presidente chino, Xi Jinping, se ha extendido más allá de las fronteras de China con investigaciones en el extranjero, como la conocida como 'Operación Fox Hunt' o Sky Net llevadas a cabo contra autoridades y empresarios que habían huido al extranjero con sus bienes.

Ante la posibilidad de que estos sospechosos no tengan un juicio justo y que las acusaciones puedan estar motivadas por razones políticas, algunos países desarrollados han titubeado a la hora de acceder a las peticiones del Gobierno chino para extraditar a estas personas al país asiático.

Yang aseguró en 2015 que era inocente y señalo que la lista de personas más buscadas se trataba de un documento en el que se recogían los nombres de aquellas personas a las que el régimen considera enemigos y no la identidad de criminales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies