Las autoridades chinas fijan el balance de víctimas por la gripe aviar en 21 muertes y 104 casos

 

Las autoridades chinas fijan el balance de víctimas por la gripe aviar en 21 muertes y 104 casos

Actualizado 23/04/2013 5:15:38 CET

PEKÍN, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Nacional de Salud y Planificación Familiar (NHFPC) de China ha elevado a 21 las muertes y ha fijado en 104 los casos por el brote de gripe aviar que se ha detectado en el gigante asiático, según ha informado la agencia de noticias Xinhua.

La NHFPC ha detallado que el balance de fallecidos ha pasado de 20 a 21 después de que una persona muriera en la ciudad de Shangai, mientras que el número de casos ha pasado a 104 tras detectar otros dos en la provincia de Zhejiang.

No obstante, Xinhua ha elevado el número de casos a 105 porque, al parecer, un hombre de 36 años de edad ha enfermado en la ciudad de Zaozhuang, ubicada en la provincia de Shandong. Se trata del primero que se detecta en el noroeste de China.

Shangai es el lugar más afectado, con 33 casos, entre ellos 12 mortales. Del resto, 24, incluidas tres muertes, están localizados en Jiangsu; 40, con cinco muertes, en Zhejiang; tres, con una muerte, en Anhui; tres en Henan y uno en Pekín.

Los análisis clínicos han revelado coincidencias significativas entre el virus H7N9 que ha desatado el brote y las muestras recogidas de cientos de aves de corral que estaban a la venta en varios mercados avícolas de estas provincias.

Las autoridades chinas y la Organización Mundial de la Salud (OMS) han coincidido al subrayar que la gripe aviar es altamente contagiosa entre animales, pero no entre humanos, a pesar de lo cual hay decenas de personas en observación por haber estado en contacto con los enfermos.

La comisión conjunta del Gobierno chino y la OMS que se está encargando de investigar el brote de gripe aviar ha indicado que los enfermos seguramente se contagiaron por el contacto directo con las aves o por el medio ambiente.

El director de la NHFPC, Liang Wannian, ha revelado que China ha empezado a desarrollar vacunas contra el virus H7N9, aunque no llegarían hasta dentro de seis u ocho meses. El responsable sanitario ha subrayado que solo será necesaria si se propaga entre humanos.

Por su parte, el representante de la OMS en China, Michael O'Leary, ha asegurado que el brote de gripe aviar "no es motivo de pánico", ya que "se trata de un número relativamente pequeño de casos graves" y "esporádicos".

A pesar de ello, la organización internacional ha anunciado que, a petición de las autoridades chinas, enviará un grupo de expertos para lidiar con el brote de gripe aviar, que llegará al gigante asiático esta semana.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies