Las autoridades chinas de Xinjiang ofrecen "clemencia" a todos los insurgentes que se entreguen

Fuerza paramilitar para combatir a los uigures en China
CHINA STRINGER NETWORK / REUT
Publicado 14/03/2017 18:45:45CET

PEKÍN, 14 Mar. (Reuters/EP) -

Las autoridades de la región china de Xinjiang, en el noroeste de China, han ofrecido clemencia a todos aquellos "separatistas, terroristas y extremistas religiosos" que se entreguen, la última incitativa del Gobierno regional para acabar con la disidencia en la zona.

China asegura que los milicianos han aumentado los ataques en Xinjiang, donde cientos de personas han perdido la vida en los últimos años debido a enfrentamientos entre la minoría étnica uigur, que profesa la fe musulmana, y la mayoría china de etnia han.

Las autoridades alegan que tienen que hacer frente a una campaña organizada por parte de los uigures, a los que acusan de intentar separarse de China y formar un Estado independiente denominado como Turkestán del Este.

Este martes, la Policía y las autoridades de Kashgar, en el sur de Xinjiang, han ofrecido "clemencia" y "exención de castigo" para los insurgentes en la región a cambio de que confiesen ante las autoridades policiales sus delitos, ya sean planear ataques, incitar al terrorismo o construir artefactos explosivos caseros.

Aquellos que además de confesar entreguen munición y cualquier tipo de armas o químicos a la Policía "recibirán una compensación económica, en función de la situación", han asegurado las autoridades. Miles de agentes de Policía han protagonizado manifestaciones masivas y eventos en Xinjiang. Según las autoridades del Gobierno chino, eso supone una "declaración de guerra" contra los milicianos y las fuerzas separatistas.

Además de las muestras públicas de fuerza, la Policía ha estado llevando a cabo una estricta campaña de control sobre los insurgentes, con fuertes medidas de seguridad, patrullas en helicóptero, importantes recompensas a aquellos que proporcionen información e incluso dispositivos satélite para seguir a los posibles sospechosos.

No obstante, a pesar de las afirmaciones de la Policía en la región, muchos grupos de defensa de los derechos civiles aseguran que dudan de que exista un grupo insurgente lo suficientemente organizado para justificar el nivel de represión y violencia que está sufriendo la población civil en Xinjiang.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies