La ayuda para Malí se desbloqueará en función de los progresos en Bamako

 

La ayuda para Malí se desbloqueará en función de los progresos en Bamako

Actualizado 15/05/2013 12:48:50 CET

BRUSELAS, 15 May. (EUROPA PRESS) -

   El ministro de Asuntos Exteriores francés, Laurent Fabius, ha prometido que Francia seguirá apoyando a Malí a promover su estabilidad y desarrollo en el futuro y se consolidará "entre los primeros" donantes, pero ha advertido de que las ayudas se desbloquearán en función de los progresos de las autoridades malienses en el camino de la reconciliación nacional, en la recuperación de un Gobierno democrático y en las reformas que debe emprender Bamako, como la descentralización y la lucha contra la corrupción.

   Fabius augurado que la comunidad internacional comprometerá "una ayuda muy importante" para Malí en su intervención en el arranque de la conferencia internacional de donantes organizada en Bruselas por la UE y Francia para Malí pero ha defendido "la implicación recíproca" también por parte de las autoridades de Bamako para garantizar que la ayudas "se gastan útilmente", insistiendo en que resulta "necesaria" garantizar la "trazabilidad" de las ayudas y "el seguimiento" de los proyectos de desarrollo sobre el terreno.

   El jefe de la diplomacia gala ha recordado que la crisis en Malí que promovió la intervención militar de Francia en enero para frenar el avance de los grupos terroristas en el país  responde a "causas profundas" y ha recordado que las autoridades de Bamako deben promover "reformas importantes"  incluido en materia de descentralización, justicia y en la lucha contra la corrupción, al tiempo que ha defendido la importancia de mantener la fecha "prevista" de las elecciones presidenciales a finales de julio.

   Fabius ha insistido en que el "desbloqueo de los fondos" de la comunidad internacional se dará en función de "los progresos" por parte de las autoridades en Malí para avanzar en la reconciliación nacional entre comunidades y el restablecimiento de "autoridades democráticas" en el país.

   El presidente francés, François Hollande, detallará la ayuda gala para Malí, pero Fabius ya ha avanzado que el país se mantendrá "entre los primeros" donantes tras recordar la contribución de Francia desde el inicio de la crisis maliense y rendir "tributo" a todos los militares, franceses y de otros países por sus "muchos sacrificios" sobre el terreno.

   "La guerra está en vía de ganarse y ahora hay que lograr la paz", ha defendido Fabius, que ha recordado que "todos" están convencidos de que "no habrá seguridad, estabilidad  durable sin desarrollo y democracia" en Mali.

   Fabius ha dejado claro en todo caso que la ayuda francesa para Malí "no se dará en detrimento" de la ayuda para los países de la región del Sahel dado que la estabilidad durable en Malí "pasa por una respuesta global" para el conjunto de países del Sahel al tiempo que ha insistido en la necesidad de trabajar en paralelo en la seguridad, democracia y desarrollo en Malí.

   El ministro galo ha recordado la necesidad de ayudar a reconstruir un nuevo Malí y ha saludado que "todos" comprendan que en el éxito de la estabilización en Malí "se juega el futuro" de la región y más allá. Se espera que Francia anuncie una ayuda de 280 millones de euros, según han avanzado fuentes francesas.

   El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ya avanzó ayer que la UE aportará 520 millones para Malí en 2013 y 2014 de fondos comunitarios.

   Malí necesita unos 1.961 millones de euros de la comunidad internacional para cubrir el 45% del coste total del plan de recuperación sostenible para 2013 -2014 con doce prioridades asciende en total a 4.343 millones de euros y que presentará formalmente en la conferencia de donantes internacional organizada conjuntamente por Francia y la UE este miércoles en Bruselas. El resto de los fondos necesarios los pondría Bamako.

   Más de un centenar de países y representantes de organizaciones internacionales y regionales, incluidas la ONU, la CEDEAO y el Banco Mundial, asisten a la conferencia internacional de donantes en Bruselas, organizada conjuntamente por el presidente francés, François Hollande, y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, para recabar fondos que contribuyan al desarrollo durable de Malí y afianzar la estabilización en el país después de que Francia haya logrado expulsar a los grupos islamistas de la mayor parte del norte del territorio de Malí, con apoyo de tropas africanas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies