Babis asegura que su país debe buscar un papel activo en la UE y aliados para frenar la inmigración ilegal

Andrej Babis
REUTERS / DAVID W CERNY
Publicado 22/10/2017 2:16:31CET

PRAGA, 22 Oct. (Reuters/EP) -

El líder del partido Acción de Ciudadanos Insatisfechos (ANO), Andrej Babis, ganador de las elecciones en República Checa, ha asegurado a Reuters que el país debe buscar socios más allá de los países del Grupo Visegrad de Europa Central para encontrar puntos en común sobre asuntos como la inmigración y la calidad de los alimentos.

Babis ha señalado que República Checa debe buscar un papel activo en la Unión Europea y aliados para un objetivo común de detener la inmigración ilegal. Además, el empresario multimillonario ha insistido en que su partido es proeuropeo.

"Tenemos que preparar asuntos, proponer al Consejo Europeo lo que queremos cambiar. La doble calidad de los alimentos, la solución a la inmigración, la lucha contra la inmigración y otros asuntos", ha señalado Babis a Reuters.

"Ciertamente tenemos un aliado en Austria, el señor Kurz, que opina igual que nosotros sobre la inmigración", ha aseverado, refiriéndose al ganador de las elecciones austriacas, Sebastian Kurz. "El grupo Visegrad debe encontrar otros aliados. Necesitamos a Austria y a otros países, en los Balcanes, o Eslovenia, Croacia y tal vez otros", ha añadido.

Los resultados oficiales de las elecciones legislativas de República Checa sitúan al partido de Babis claramente al frente con el 30,04 por ciento de los votos. En segundo lugar queda el partido ultraderechista Libertad y Democracia Directa (SPD), con un 11,5 por ciento de votos, seguido del Partido Comunista Bohemia y Moravia (KSCM), con el 9,9 por ciento, según datos recogidos por la agencia de noticias checa CTK.

Por detrás están el Partido Pirata (9 por ciento), el conservador Partido Democrático Cívico (ODS, 9 por ciento), el Partido Socialdemócrata (7,4 por ciento), la Unión Cristiano Demócrata-Partido Popular (6,3 por ciento) y Alcaldes e Independientes (5,4 por ciento). Los socialistas han obtenido así el peor resultado desde la separación de Eslovaquia, en 1993, pero parecen la opción preferida de Babis para formar gobierno.

Las proyecciones apuntan a 81 de los 200 asientos del Parlamento controlados por ANO (antes controlaban 47). Los socialdemócratas tendrían 15 asientos (antes tenían 50), y los conservadores del OSD, 23, pero si esta iniciativa falla, podría intentar obtener el apoyo de los comunistas o del SPD.

Babis, por su parte, ha logrado un claro mandato a pesar de estar siendo investigado por conflicto de intereses entre sus negocios privados y competencias públicas y podría gobernar con el apoyo de un solo partido adicional.

El presidente checo, Milos Zeman, ha indicado que dará un mes de plazo para las negociaciones antes de convocar al nuevo Parlamento y está previsto que encargue las negociaciones antes de nombrar al primer ministro. Zeman ha indicado que no es óbice para Babis su procesamiento judicial y tampoco ha expresado veto alguno a la implicación de comunistas o ultraderecha en las negociaciones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies