Expertos en DDHH de la ONU piden la liberación del activista Abdulhadi al Jawaja

Actualizado 14/04/2012 4:52:52 CET

MADRID, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

Cuatro expertos de Naciones Unidas en materia de Derechos Humanos han solicitado este viernes a las autoridades de Bahréin que liberen inmediatamente al activista Abdulhadi al Jawaja, quien se encuentra en el día 64 de la huelga de hambre que inició para protestar por la sentencia adoptada por un tribunal militar en la que fue condenado a cadena perpetua por sus actividades políticas.

Al Jawaja fue de detenido por las fuerzas de seguridad en el marco de la campaña de represión lanzada por el Gobierno bahreiní (con el apoyo físico de los ejércitos de Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos y el apoyo material de Estados Unidos y otros países occidentales) y condenado en junio de 2011.

Desde el momento de su arresto, varias organizaciones como el Centro de Derechos Humanos de Bahréin (BCHR) y el Centro de Derechos Humanos del Golfo (GCHR), así como múltiples activistas, entre los que destaca el actual presidente del BCHR y pupilo de Al Jawaja, el periodista bahreiní Nabil Rajab, han denunciado casos de torturas y abusos sexuales contra él durante el periodo de detención.

"Estoy seriamente preocupada de que el juicio y la sentencia contra Al Jawaja estuvieran vinculados con su trabajo legítimo de promover los Derechos Humanos en Bahréin", ha dicho la relatora especial de los defensores de Derechos Humanos, Margaret Sekaggya. "Este caso es emblemático del tratamiento general a los activistas en Bahréin", ha agregado.

Por su parte, la relatora especial para derecho de expresión, asamblea y asociación de Naciones Unidas, Maina Kiai, ha expresado una preocupación similar respecto al motivo de la detención. "Las restricciones al derecho de asamblea pacífica en base a la seguridad nacional no ha de ser utilizada para suprimir las actividades legítimas de los defensores de los Derechos Humanos y los activistas", ha dicho Kiai.

Asimismo, la relatora especial para la independencia de jueces y abogados, Gabriela Knaul, ha expresado su preocupación por los juicios contra Al Jawaja y otros activistas políticos en el país, juzgados por tribunales militares a pesar de ser civiles.

SOLICITUD DE EXTRADICIÓN

Por último, el relator especial para actos de tortura, Juan Méndez, ha asegurado que "el Gobierno de Bahréin ha fracasado a la hora de tomar las medidas necesarias para asegurar la integridad física y mental de Al Jawaja, tal y como establecen las Normas Mínimas para el Tratamiento de Prisioneros".

Los cuatro expertos solicitado a Manama que reconsidere la oferta de extradición anunciada por Dinamarca para trasladar a Al Jawaja, que cuenta con la doble nacionalidad danesa-bahreiní, al país europeo para recibir tratamiento médico adecuado.

Bahréin descartó el domingo la extradición a Dinamarca del activista político a pesar del empeoramiento de su estado de salud y de que tiene ambas nacionalidades. La agencia estatal de noticias, ABN, citó a un funcionario del máximo órgano judicial de Bahréin que informó de que la ley permite la extradición sólo cuando se cumplan determinadas condiciones y ha especificado que, "el caso del convicto Abdulhadi al Jawaja no está entre ellos".

El martes, la primera ministra de Dinamarca, Helle Thorning-Schmidt, afirmó que el estado de salud de Al Jawaja es "crítico" y agregó que su país "continúa realizando esfuerzos a todos los niveles" para conseguir su liberación.

LABOR DE OPOSICIÓN

Hasta el momento de su detención, Al Jawaja era presidente del BCHR, así como miembro de la red de asesores internacional del Centro de Recursos de Negocios y Derechos Humanos, presidido por la ex Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y ex presidenta de Irlanda Mary Robertson.

Además, es miembro del consejo asesor del Centro para Estudios de Derechos Humanos de Damasco, asesor experto y miembro del comité de coordinación del Grupo Árabe para el Seguimiento de la Actuación de Medios en Bahréin y otros seis países árabes.

Al Jawaja participó asimismo en la misión de investigación enviada por Amnistía Internacional a Irak al inicio de la invasión militar estadounidense en el país y ha sido investigador y consultor de proyectos para dicha organización.

En 2005 fue nombrado activista regional por el Programa Árabe para Defensores de Derechos Humanos puesto en marcha por la Conferencia Internacional de Defensores de los Derechos Humanos, que tuvo lugar en Dublín.