Bahréin reclama a sus ciudadanos que "eviten, bajo cualquier circunstancia" viajar a Irán por las protestas

Publicado 02/01/2018 5:16:35CET

MADRID, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Bahréin ha reclamado este lunes a sus ciudadanos que "eviten, bajo cualquier circunstancia" viajar a Irán debido a las manifestaciones registradas en los últimos días contra la situación económica, que se han saldado con al menos trece muertos.

El Ministerio de Exteriores ha recalcado en su comunicado que el anuncio ha sido realizado "debido a los disturbios generalizados, condiciones de seguridad inestable y grave violencia en las ciudades de Irán".

Asimismo, ha pedido a todos los ciudadanos bahreiníes que se encuentren en estos momentos en el país "que lo abandonen inmediatamente y tengan el máximo cuidado y precaución".

Desde el jueves pasado, en Irán se están registrando las protestas más graves desde las que tuvieron lugar en 2009 a raíz de la reelección del presidente Mahmud Ahmadineyad.

Las protestas comenzaron en Mashhad, segunda ciudad del país, y se han extendido a otras ciudades, incluida Teherán. La televisión estatal ha informado este lunes de al menos diez muertos solo el domingo.

Asimismo, durante la jornada ha muerto un policía por disparos durante una manifestación en la localidad de Nayafabad, según ha confirmado un portavoz de la Policía.

Inicialmente, los manifestantes reclamaban mejoras económicas y protestaban contra la subida de los precios, pero en muchos lugares se ha pasado a consignas en contra del estamento religioso que gobierna el país, incluido el líder supremo, el ayatolá Alí Jamenei. Así, en algunas ciudades se han escuchado cantos de "abajo el dictador".

Este lunes era patente la presencia de las fuerzas de seguridad en la capital, Teherán, donde aún así surgen concentraciones de protesta espontáneas que se disuelven rápidamente, aunque el descontento es palpable a pesar de los llamamientos a la calma del presidente, Hasán Rohani.

Agentes antidisturbios y cañones de agua han sido desplegados en los puntos estratégicos de Teherán y unos 200 detenidos solo en la capital, según ha informado una fuente de las fuerzas de seguridad a la agencia de noticias semioficial ISNA.

Además, se ha bloqueado el acceso a la aplicación de mensajería instantánea Telegram y a la red social Instagram, principales herramientas de comunicación de las protestas.