Ban expresa su preocupación por la violencia en Nepal tras la promulgación de la nueva Constitución

Actualizado 22/09/2015 4:42:15 CET

MADRID, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha expresado este lunes su preocupación por los últimos episodios de violencia en Nepal a raíz de la promulgación de la nueva Constitución del país.

Durante la jornada, al menos tres personas han resultado heridas por los disparos de la Policía durante las movilizaciones de las minorías nepalíes contra la nueva Carta Magna.

"El secretario general aplaude la adopción de la nueva Constitución de Nepal. Destacando que es un documento vivo, urge a todos los líderes políticos a actuar siguiendo los intereses nacionales y con flexibilidad e inclusividad", ha dicho el portavoz de Ban, Stephane Dujarric.

"(Ban) sigue preocupado por la reciente violencia y subraya la importancia del diálogo y la no violencia, así como del respeto de las manifestaciones pacíficas y la libertad de asamblea. Un Nepal pacífico y democrático es lo que su pueblo busca y merece", ha remachado.

El presidente de Nepal, Ram Baran Yadav, promulgó el domingo la primera Constitución democrática del país, un gran e histórico paso para un país que ha visto guerra, masacre y desastres por terremotos desde que inició su campaña para crear un estado moderno hace 65 años.

La promulgación de la Constitución se ha encontrado con la oposición de algunos grupos, lo que se ha traducido en unas protestas que se han saldado con la muerte de al menos 40 muertos y más de un centenar de heridos en las últimas semanas.

Nepal, uno de los países más pobres de Asia y con 28 millones de habitantes, fue devastado por dos enormes terremotos en abril y mayo. Varios analistas apuntan que puede que los partidos hayan mostrado una mayor urgencia para superar el estancamiento constitucional después de las críticas a su gestión del desastre.

La nueva Constitución sella la creación de siete estados en un sistema secular y federal, pero se opone así a lo que algunos grupos querían, que era restablecer Nepal como un país hindú, mientras otros la consideran desfavorable para la gente que vive en las llanuras, cerca de India.

La nueva Constitución fue una de las condiciones del tratado de paz de 2006 con los rebeldes maoístas, que puso fin a una guerra civil de diez años que se cobró la vida de más de 17.000 personas. El régimen monárquico, de 239 años de antigüedad, fue abolido dos años después del fin del conflicto.