El banco de alimentos de Essen reitera que no ofrecerá ayuda a extranjeros

Publicado 28/02/2018 6:33:32CET

ESSEN (ALEMANIA), 28 Feb. (DPA/EP) -

El banco de alimentos de la localidad de Essen, en el oeste de Alemania, ha reiterado que no atenderá a extranjeros a pesar de la polémica generada a nivel nacional después de que anunciara que sólo recibiría a personas de nacionalidad alemana.

"Se mantiene la determinación de que los padres y madres solteros, las personas mayores y las familias con niños menores de edad (de nacionalidad alemana) constituyen nuestra prioridad", ha señalado la dirección del banco en un comunicado tras celebrar este martes una sesión extraordinaria.

"En las próximas dos semanas se creará una mesa redonda para meditar cómo se llevará a cabo el reparto de alimentos en el futuro", ha añadido.

El pasado 10 de enero, el banco de alimentos de la ciudad decidió limitar la prestación de servicios para ofrecer ayuda únicamente a personas de nacionalidad alemana.

Desde la organización justificaron la medida debido a la afluencia masiva de ciudadanos extranjeros, que según han manifestado ha provocado que muchos ancianos y familias monoparentales germanas hayan dejado de acudir a sus dependencias por no sentirse a gusto.

La exclusión de los extranjeros del banco ha abierto un amplio debate en Alemania durante los últimos días y el banco de alimentos ha sido duramente criticado, incluso por la canciller alemana, Angela Merkel.

"No se debería llegar a resoluciones tan categóricas, eso no es bueno", ha aseverado la mandataria en el marco de una entrevista con la cadena de televisión pública RTL. La controversia ha alcanzado tal nivel que algunos de los automóviles de la organización aparecieron pintados con la palabra "nazis".

Días antes, el banco de alimentos explicó que seguiría sin atender a extranjeros hasta que "la balanza vuelva a equilibrarse".

"El número de extranjeros que usan nuestro servicio ha aumentado hasta un 75 por ciento, por lo que nos vemos obligados a asegurar una integración sensata y en la actualidad solo aceptamos a usuarios que dispongan de pasaporte alemán", reza la página web de la ONG.

En Alemania existen cerca de un millar de este tipo de organizaciones sin ánimo de lucro que recuperan alimentos, especialmente aquellos no perecederos, y los redistribuyen entre personas necesitadas. Para acceder a sus servicios, los usuarios deben demostrar que reciben ayudas de desempleo o sociales del Estado.