Bangladesh duda de que Birmania permita la entrada de la misión de la ONU que investigará abusos a rohingya

Hombres rohingya de Birmania
REUTERS/SOE ZEYA TUN
Publicado 01/06/2017 7:22:21CET

MADRID, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Bangladesh ha celebrado este miércoles la formación de la misión de investigación que ha establecido esta semana Naciones Unidas para determinar si el Ejército birmano ha cometido abusos contra la minoría musulmana rohingya en el estado de Rajine, si bien ha planteado sus dudas acerca de si el país permitirá la entrada de los tres expertos que la integrarán.

En declaraciones al diario bangladeshí 'The Independent', portavoces del Ministerio de Asuntos Exteriores del país han señalado que "hay serias dudas de si permitirán la entrada de la misión en Birmania para llevar a cabo sus actividades". "El Gobierno de Birmania ya lo rechazó" en otras ocasiones, ha explicado uno de los portavoces.

"A pesar de esto, damos la bienvenida a esta decisión. Esperamos fervientemente que prevalezca el sentido común y que Birmania coopere con la misión del órgano global", ha agregado.

Otro de ellos ha señalado que se trata de un "paso positivo", pero también ha expresado sus dudas acerca de que el Gobierno de Aung San Suu Kyi les facilite el trabajo. "Esperemos que Birmania coopere con la misión de la ONU para llegar a la verdad".

El presidente del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, el embajador salvadoreño Joaquín Alexander Maza Martelli, anunció el martes a los tres expertos que integrarán la misión: la abogada y defensora de los Derechos Humanos india Indira Jaising, que presidirá la misma, así como por la abogada y antigua presidenta de la Comisión de Derechos de Sri Lanka Radhika Coomaraswamy, y el experto en Derechos Humanos australiano Christopher Dominic Sidoti.

El pasado 24 de marzo, el Consejo de Derechos Humanos decidió el envío urgente de una misión internacional e independiente de investigación para "establecer los hechos y las circunstancias de las supuestas recientes violaciones de los Derechos Humanos por el Ejército y las fuerzas de seguridad, y los abusos, en Birmania, en especial en el estado de Rajine".

Los integrantes de la comisión tienen como cometido analizar las denuncias de "detención arbitraria, tortura y trato inhumano, violación y otras formas de violencia sexual", así como "los asesinatos extrajudiciales, sumarios o arbitrarios, desapariciones forzosas, desplazamiento forzoso y destrucción ilegal de propiedades", explica la nota.

Por otra parte, el Consejo ha pedido al Gobierno de Birmania, que lidera la Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi, que coopere plenamente con los integrantes de la misión poniendo a su disposición los hallazgos de las investigaciones realizadas a nivel nacional y permitiendo acceso pleno y sus restricciones a todas las zonas e interlocutores.

La comisión deberá presentar su primer informe oral al Consejo de Derechos Humanos durante su 36 sesión el próximo mes de septiembre y el informe completo en la siguiente sesión, prevista para marzo de 2018.

Unos 75.000 rohingya huyeron desde el estado de Rajine, en el noroeste del país, hacia el vecino Bangladesh a raíz de una operación lanzada por las fuerzas de seguridad en octubre de 2016 en respuesta a ataques contra puestos fronterizos en los que murieron nueve policías y que se atribuyó a insurgentes rohingya.

Desde entonces, tanto la ONU como las organizaciones de defensa de los Derechos Humanos, han denunciado los abusos cometidos por las fuerzas de seguridad contra los rohingya, apuntando que podría tratarse de crímenes contra la Humanidad e incluso limpieza étnica.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies