Barnier se desplaza a Londres este lunes para abordar con Davis el Brexit y la relación futura

Michel Barnier, representante de la Unión Europea en la negociación del Brexit
CONGRESO
Publicado 04/02/2018 12:48:47CET

BRUSELAS, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

El jefe negociador del Brexit de la UE, Michel Barnier, y el secretario de Estado para la Salida de la UE y jefe negociador británico, David Davis, abordarán este lunes en un almuerzo de trabajo en Londres las condiciones para una salida "ordenada" de Reino Unido del bloque y la futura relación.

Barnier ha incidido en que la reunión servirá para "discutir la salida ordenada de Reino Unido" del bloque, mientras que Davis, también a través de su cuenta de Twitter, ha confiado en que la cita sea "un próximo paso importante" en el trabajo para "construir una nueva relación entre Reino Unido y la UE".

El jefe negociador de la UE ha explicado que también aprovechará su visita a Londres para reunirse con representantes de la Autoridad Bancaria Europa para abordar "la preparación de los proveedores de servicios financieros de la UE" frente al Brexit.

El encuentro entre ambos negociadores tendrá lugar un día antes de que arranque la siguiente ronda de negociaciones de tres días entre la UE y Reino Unido en Bruselas, del 6 y al 9 de febrero, ha confirmado el propio Barnier a través de su cuenta de Twitter.

En esta ronda, ambas partes discutirán a nivel "técnico" entre el martes y el jueves cuestiones sobre la retirada, en particular cómo se gobernará el acuerdo sobre las condiciones de salida, la frontera entre Irlanda y Ulster y el periodo de transición al Brexit.

La UE espera que la parte británica informe de su visión sobre "la relación futura" en la reunión de altos funcionarios este viernes y repasen lo abordado a nivel técnico.

Los Veintisiete han ofrecido a Londres negociar un periodo de transición para adaptarse al Brexit hasta el 31 de diciembre de 2020 manteniendo el 'status quo' pero sin que Reino Unido tenga voto ni presencia en las instituciones comunitarias.

Es decir, Londres tendrá que seguir cumpliendo las normas europeas --incluidas las que se pacten en este periodo de transición-- y respetando la competencia del Tribunal de Justicia de la UE, así como las cuatro libertades fundamentales, entre ellas la libre circulación de personas, dado que Reino Unido seguirá durante este periodo en el mercado interior y la Unión Aduanera.

La primera ministra británica, Theresa May, ha advertido de que no contempla que las negociaciones con la Unión Europea para fijar un periodo de transición tras el Brexit lleven a reconocer los mismos derechos a los europeos que lleguen a Reino Unido después de su salida del bloque, mientras se aplica ese periodo de gracia que las partes quieren definir para facilitar un divorcio ordenado.

Los Veintisiete también están de acuerdo en que Londres negocie acuerdos comerciales con terceros países durante este periodo aunque sólo podrán aplicarse con su visto bueno.

Barnier ha confiado en que las negociaciones sobre la relación futura comiencen si todo va bien tras la cumbre europea de marzo, una vez los líderes europeos fijen nuevas directrices para ello y ha instado a Londres a dar más detalles del tipo de relación que quiere.

El ministro de Comercio de Reino Unido, Liam Fox, ha afirmado este viernes que es "muy difícil" que el país vaya a permanecer en algún tipo de unión aduanera con la Unión Europea tras el Brexit, tal y como se ha rumoreado en la prensa británica, algo que sería incompatible con la firma de acuerdos comerciales unilaterales con terceros.