Barroso se desplaza el viernes a Kiev para reunirse con Poroshenko y Yatseniuk

Actualizado 05/07/2015 8:09:53 CET

Bruselas, Moscú y Kiev retoman este viernes las discusiones sobre el acuerdo de libre comercio entre la UE y Ucrania

BRUSELAS, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, se desplazará este viernes y sábado a Kiev para reunirse con el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, y el primer ministro, Arseni Yatseniuk.

El todavía jefe del Ejecutivo comunitario abordará con los dirigentes ucranianos durante su visita la situación actual de seguridad, política y económica en el país y las relaciones entre la Unión Europea y Ucrania, ha confirmado el portavoz del Ejecutivo comunitario, Frédéric Vincent, en rueda de prensa, en la que ha anunciado el viaje de Barroso a Kiev.

La UE, Rusia y Ucrania también retomarán este viernes 12 de septiembre las discusiones sobre la aplicación del acuerdo de asociación y de libre comercio entre la UE y Ucrania, muy criticado por Rusia por su impacto económico para el país, según ha confirmado el portavoz comunitario.

El comisario de Comercio, Karel de Gucht, el ministro de Exteriores ucraniano y exjefe negociador ucraniano del acuerdo con la UE, Pavlo Klimkin, y el ministro de Desarrollo Económico ruso, Alexei Ulyukayev, acordaron el pasado 11 de julio crear un mecanismo de consultas a nivel de expertos para tratar de buscar soluciones a riesgos económicos "potenciales" para Rusia derivados del acuerdo de libre comercio entre el bloque europeo y la exrepública soviética y pactaron volver a reunirse el 12 de septiembre en Bruselas.

La UE asegura que su acuerdo de libre comercio con Ucrania, que en origen de la crisis en el país y con Rusia, es "plenamente compatible" con el acuerdo de libre comercio en el seno de la Comunidad de Estados Independientes (CEI) liderada por Rusia y ha advertido de que cualquier represalia comercial de Rusia hacia Ucrania como la supresión de ventajas comerciales por el acuerdo con la UE está "completamente injustificado" y sería "ilegal" según el acuerdo de la CEI, según fuentes europeas.

En las discusiones a nivel técnico, Moscú denunció, entre otras cuestiones, que la adopción por Ucrania de la normativa europea sobre competencia y subsidios tendrá un impacto negativo para Rusia porque el aumento de la competencia pondría en riesgo los monopolios en Rusia, mientras que la retirada de los subsidios haría inviables inversiones rusas en Ucrania.