Barzani defiende el referéndum y dice que la fecha y el modo de la independencia del Kurdistán iraquí sería negociable

 

Barzani defiende el referéndum y dice que la fecha y el modo de la independencia del Kurdistán iraquí sería negociable

Masud Barzani, presidente del Kurdistán iraquí
AZAD LASHKARI/REUTERS
Publicado 29/06/2017 5:18:44CET

MADRID, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la región semiautónoma del Kurdistán iraquí, Masud Barzani, ha afirmado este miércoles que el resultado del referéndum de independencia será vinculante, agregando que la fecha y el modo de llevar a cabo la misma son negociables.

"El 25 de septiembre, el pueblo del Kurdistán iraquí decidirá en un referéndum vinculante si quiere independencia o seguir siendo parte de Irak. La votación resolverá un conflicto tan antiguo como el propio Estado iraquí entre las aspiraciones del pueblo kurdo y un Gobierno en Bagdad que no ha tratado a los kurdos como ciudadanos completos", ha indicado, en un editorial publicado en el diario estadounidense 'The Washington Post'.

En el mismo, ha resaltado que "el ejercicio por parte del Kurdistán iraquí de su derecho a la autodeterminación no amenaza a nadie y hará que esta región volátil sea más estable".

"No alterará las fronteras de ningún país vecino y, si se hace bien, fortalecerá las relaciones entre los árabes y los kurdos de Irak. Estamos dispuestos a hacer todo lo posible para satisfacer las preocupaciones de Irak en el caso probable de que el voto sea favorable a la independencia", ha dicho.

Así, ha manifestado que "si bien los resultados del referéndum serán vinculantes para los próximos gobiernos del Kurdistán, la fecha y la modalidad de la independencia serán negociadas con Bagdad y consultadas con los vecinos y la comunidad internacional".

"En nuestras negociaciones con Bagdad seremos prácticos", ha dicho, reconociendo que "el asunto de qué territorio se une al Kurdistán será el asunto más problemático de la separación".

En este sentido, ha resaltado que las autoridades del Kurdistán "desean incorporar únicamente los territorios en los que la población quiera por amplia mayoría ser parte del Kurdistán". "Lo último que queremos es una disputa territorial duradera con Irak que pueda envenenar nuestras relaciones futuras", ha añadido.

Barzani ha apuntado en su editorial que "el caso por la independencia del Kurdistán es convincente", recordando que tras la I Guerra Mundial fue prometido un Estado a los kurdos durante las negociaciones de paz.

"En lugar de esto, y contra nuestra voluntad, nuestra tierra fue dividida entre Turquía, Irán, Siria e Irak. El entonces recién creado de Irak debía ser una alianza equitativa entre árabes y kurdos. Este sueño chocó pronto con la cruda realidad", ha lamentado.

"Todos los gobiernos iraquíes reprimieron a los kurdos. Las subsiguientes atrocidades culminaron en los ochenta, cuando Sadam Hussein usó gas venenoso de forma generalizada contra ciudades y pueblos kurdos, arrasó más de 5.000 localidades kurdas y deportó a kurdos hacia el sur, donde fueron asesinados y enterrados en fosas comunes", ha recordado.

El mandatario kurdo ha subrayado que "182.000 kurdos iraquíes, cerca del cinco por ciento de la población, murieron en este periodo", resaltando que entre los masacrados figuran miembros de su familia.

"Con el derrocamiento del régimen del Baaz de Hussein, los kurdos trabajaron duro para construir un nuevo Irak, incluyendo la redacción de una Constitución que garantizaba la autonomía del Kurdistán y protegía los derechos de todos los iraquíes", ha apuntado.

"Catoce años más tarde, Irak no ha aplicado cláusulas clave de esta Constitución, y tenemos buenas razones para creer que nunca lo hará. Este fracaso del sistema político es también responsable del drástico deterioro de las relaciones entre suníes y chiíes, que llevó al auge de Estado Islámico, con consecuencias desastrosas para todos los iraquíes, incluidos los kurdos", ha subrayado.

LA GUERRA CONTRA ESTADO ISLÁMICO

Barzani ha argumentado que "la guerra contra Estado Islámico supone un modelo de cómo los kurdos y los árabes podría cooperar en el futuro", resaltando que "en la batalla para expulsar a Estado Islámico de Irak, los peshmerga --las fuerzas de seguridad kurdas-- y el Ejército iraquí han formado una alianza entre iguales".

"Independientemente del referéndum, mantendremos nuestra cooperación con las fuerzas iraquíes y occidentales hasta la victoria final frente a Estado Islámico", ha asegurado.

Asimismo, ha prometido que "un Kurdistán independiente tendría una relación mucho más fuerte con Irak", resaltando que "sería un gran vecino, cooperando contra el terrorismo y compartiendo recursos, incluida la infraestructura hídrica y petrolera, para beneficiar a ambos países".

Barzani ha garantizado a Turquía que, si bien entiende su "ansiedad" ante el referéndum, se hará "todo lo posible para garantizar que un Kurdistán democrático y estable es el mejor socio posible".

"El Kurdistán valora su diversidad. Somos el hogar de cristianos, yazidíes, turcomanos, shabaks, árabes, failis y kakayis, cuyas identidades son reconocidas en nuestras leyes", ha dicho, recordando de "desde 2003, muchos cristianos iraquíes se han trasladado al Kurdistán para huir de la violencia y la persecución en otras zonas del país".

"Desde que Estado Islámico se hizo con grandes partes de Irak en 2014 hemos acogido a más de 1,5 millones de refugiados iraquíes, con una ayuda mínima por parte de Bagdad o la comunidad internacional".

Por ello, Barzani ha reiterado que "tras un siglo de intentos, es hora de reconocer que la inclusión forzosa de los kurdos en Irak no ha funcionado".

"Pedimos que Estados Unidos y la comunidad internacional respeten la decisión democrática del pueblo kurdo. A largo plazo, será mejor para Irak y el Kurdistán", ha remachado.

EL ANUNCIO DEL REFERÉNDUM

A principios de abril, el Gobierno del Kurdistán iraquí había aprobado la celebración del referéndum de independencia de Irak durante este mismo año tras una reunión de los dirigentes de los dos principales partidos, la Unión Patriótica del Kurdistán (UPK) y el Partido Democrático del Kurdistán (PDK).

En la declaración conjunta, ambos partidos dijeron que la nación kurda tiene derecho a votar su propio futuro, según la práctica de autodeterminación ya que es "derecho natural de la nación de Kurdistán decidir sobre su camino político y administrativo en un referéndum y como entidad de un estado independiente".

La región del Kurdistán iraquí, en el norte del país, es autónoma e independiente 'de facto' desde la guerra de Irak de 1991 y cuenta con su propio ejército, los Peshmerga. Es una de las cuatro regiones históricas del Kurdistán junto con la región kurdo-siria (Rojava), el sureste de Turquía y el noroeste de Irán.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies