Al Bashir condena la orden de arresto contra ministro de Defensa sudanés

Actualizado 03/03/2012 23:56:22 CET

JARTUM, 3 Mar. (Reuters/EP) -

El presidente sudanés, Omar Hassan al Bashir, ha condenado este sábado la orden de arresto emitida por el Tribunal Penal Internacional (TPI) contra el ministro de Defensa, Abdel Raheem Muhammad Husein, quien ha permanecido a su lado mientras que Al Bashir realizaba las declaraciones.

El TPI emitió la orden de arresto el jueves al considerarle sospechoso de 41 cargos de crímenes contra la Humanidad y de guerra relacionados con el conflicto de la región de Darfur.

Hussein es el último de varios altos cargos sudaneses que han sido acusados por el tribunal de La Haya, que también persigue el arresto de Al Bashir por orquestar el genocidio. Si bien todas las imputaciones de dirigentes sudaneses no se han saldado con ninguna detención hasta el momento.

"¿Por qué mirar hacia otro lado durante todo este tiempo y ahora decir esto? Quieren socavar un símbolo de las fuerzas armadas sudanesas", ha dicho Al Bashir en un acto con simpatizantes. El presidente ha realizado esta comparecencia vestido con uniforme militar. "Yo digo, en nombre de las fuerzas armadas, vamos a defender la dignidad y el orgullo de Sudán", ha añadido.

El TPI considera que existen pruebas "razonables" para vincular a Hussein, antiguo represente de la Presidencia sudanesa en Darfur, con 20 cargos de crímenes contra la Humanidad, entre ellos persecución, asesinato, transferencia forzosa, violación, actos inhumanos, detención o privación de libertad y tortura.

Además, también ve al ministro como sospechoso de 21 cargos de crímenes de guerra entre los que figuran asesinatos y ataques contra la población civil, destrucción de propiedades, violación, pillaje y atentados contra la dignidad humana.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Sudán rechazó el jueves el traslado de Hussein al tribunal.

El fiscal jefe del tribunal, Luis Moreno Ocampo, acusó en diciembre a Hussein, uno de los aliados más cercanos de Al Bashir, de una serie de crímenes de lesa humanidad y de guerra cometidos entre agosto de 2003 y marzo de 2004.

Naciones Unidas cifra en 300.000 el número de personas muertas en el conflicto de Darfur, mientras que Jartum rebaja drásticamente esa cifra y la sitúa en 10.000.

Al Bashir, además, ha contestado a las declaraciones de esta semana de la Secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, en la que acusaba a Sudán de "sabotear" a Sudán del Sur. "La secretaria de Estado de Estados Unidos dijo que Sudán estaba tratando de desestabilizar a Sudán del Sur y que tratarían a Sudán siguiendo la política de la zanahoria y el palo". "Nosotros les decimos que la zanahoria es envenenada y podrida y que no nos da miedo su palo", ha asegurado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies