Beirut pide al Consejo de Seguridad medidas para detener el "brutal e indiscriminado" ataque israelí

Actualizado 14/07/2006 21:59:30 CET

NUEVA YORK, 14 Jul. (EUROPA PRESS/Carlos López) -

El enviado especial de Líbano ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), Nouhad Mahmoud, reclamó hoy ante el Consejo de Seguridad --reunido de urgencia a solicitud del Gobierno de Beirut-- medidas para detener los ataque que Israel lleva a cabo sobre su territorio en respuesta al secuestro de dos militares por Hezbolá.

Para el representante libanés la destrucción de las infraestructuras civiles "no ayudará a solucionar el problema sino, por el contrario, lo complicará". "Lo que Israel lleva a cabo es una agresión y devastación cuyo único objetivo es poner a Líbano de rodillas a cualquier precio", manifestó Mahmoud.

Por esta razón, el diplomático pidió al Consejo de Seguridad la imposición de un alto el fuego y el cese de los ataques por tierra y mar que el Ejército israelí desarrolla contra territorio libanés desde ayer que sólo reflejan "las intenciones de los israelíes y su determinación de matar y destruir".

Por su parte, el embajador israelí ante la ONU, Dan Gillerman, comunicó al Consejo de Seguridad que su Gobierno continuará con su política de bombardeos contra Líbano, como respuesta a los ataques que el grupo Hezbolá lleva a cabo contra las poblaciones situadas más al norte de Israel próximas a la frontera con Líbano.

Gillerman destacó el papel de Siria e Irán como instigadores de la violencia de Hezbolá contra Israel y les acusó de ser la mano en la sombra que ha ideado los ataques y secuestros y que nutre al grupo terrorista con su material bélico. "El auténtico poder ocupante de Líbano es el terrorismo de Irán y Siria que se manifiesta a través de Hezbolá", aseguró el representante israelí.

"Las acciones de Israel sólo son una respuesta a los actos de guerra de Líbano", aseguró el representante israelí, pese a que varios representantes diplomáticos presentes en el Consejo de Seguridad han reclamado a Israel la retirada y suspensión total de los ataques por desproporcionados en su objetivo, principalmente infraestructuras y civiles.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies