El Ministerio del Interior belga decidirá mañana si prolonga la máxima alerta por amenaza terrorista en el país

Actualizado 02/01/2008 23:14:26 CET

BRUSELAS, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Centro de Crisis, dependiente del Ministerio del Interior belga, se reunirá mañana para decidir si prolonga o no el estado de máxima alerta por amenaza terrorista que entró en vigor en el país, el pasado 21 de diciembre, tras la detención de 14 personas presuntamente implicadas en urdir un plan para liberar a un preso condenado por terrorismo.

Según informaron fuentes oficiales a la cadena RTL-TVI, la alerta terrorista se prolongará hasta el próximo lunes 7 de enero por lo menos.

El director general del Centro de Crisis, Jaak Raes, explicó por su parte que el organismo, reunido hoy con el alcalde de Bruselas, Freddy Thielemas, abordaría "la necesidad y los efectos de las medidas de seguridad" vigentes en el país.

La Policía belga reforzó las medidas de seguridad y vigilancia en Bruselas ante el temor de posibles atentados tras la detención de 14 presuntos islamistas que pretendían ayudar a fugarse de la cárcel a un condenado por preparar un atentado contra una base militar belga en la que hay un centenar de soldados estadounidenses.

Los presuntos islamistas fueron detenidos el 21 de diciembre tras descubrir la Policía un plan de fuga "con ayuda de armas y explosivos" del islamista tunecino Nizar Trabelsi, condenado en junio de 2004 a 10 años de cárcel por planear un atentado contra la base de Kleine-Brogel.

A pesar de que dichas personas fueron puestas en libertad un día después de su arresto, la alerta por amenaza terrorista estará en vigor hasta el 3 de enero.

Raes reconoció que el Organismo de Coordinación del Análisis de Amenazas (OCAM) ha basado su evaluación de la situación actual en base a "información judicial y datos recogidos por los servicios (de Inteligencia) nacionales e internacionales". "La conclusión", resumió, "es que no hay ninguna razón para revisar el actual nivel de alerta".

Por su parte, el portavoz del Centro de Crisis, Peter Mertens, confirmó que mañana se reunirá dicho organismo de nuevo y subrayó que "en estos momentos, no hay nada decidido" acerca de si prolongar o no la máxima alerta, informa el diario 'Le Soir'.

El refuerzo de las medidas de seguridad, entre ellos, el aumento de la presencia policial en las calles de la capital bruselense, coincidiendo con las fiestas navideñas y el Año Nuevo, fue decretado después de la detención de 14 personas que planeaban liberar al preso Nizar Trabelsi.

El alcalde de Bruselas aceptó la recomendación del Centro de Crisis de suspender los fuegos artificiales tradicionales de Nochevieja en el Mont des Arts.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies