Bélgica ve "absurdas" las acusaciones de Erdogan de que acoge a terroristas del PKK y seguidores de Gulen

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Bélgica ve "absurdas" las acusaciones de Erdogan de que acoge a terroristas del PKK y seguidores de Gulen

Publicado 16/11/2016 19:21:32CET

BRUSELAS, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro belga, Charles Michel, ha calificado de "absurdas" las críticas del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, contra Bélgica, al que ha acusado de ser "un centro importante" de acogida del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), designado como organización terrorista en la UE, y de seguidores del clérigo Fetulá Gulen, al que Ankara acusa de estar detrás del golpe de Estado fallido de julio.

"Bélgica es un Estado de Derecho y es indecente defender tales acusaciones contra un país que también ha sufrido de manera crítica las consecuencias del terrorismo", le ha replicado Michel, informa la agencia Belga.

Michel ha acusado de "absurdas" las acusaciones de Erdogan contra el país, que ha dejado claro que son "mentiras" y "difamaciones". "Bélgica no tolerará que el Gobierno turco exporte a Bélgica sus problemas internos", ha zanjado el jefe del Ejecutivo belga.

Erdogan ha acusado a Bélgica este miércoles de ser "un importante centro" para los seguidores PKK y del movimiento de Gulen en declaraciones a la prensa antes de salir de Ankara para un viaje oficial a Pakistán.

Turquía ha acusado en los últimos meses a países como Bélgica y Alemania de no hacer lo suficiente contra los milicianos del PKK en sus países y ha pedido que remitan información sobre los miembros ligados al movimiento de Gulen.

Erdogan ha dicho que ha mostrado a las autoridades alemanas pruebas documentales que ponen de manifiesto que una organización asentada en Alemania estaba recolectando fondos económicos para milicianos del PKK.

El PKK, que lleva más de 30 años luchando contra las fuerzas gubernamentales en el sureste de Turquía, es considerado una organización terrorista por parte de la Unión Europea, Estados Unidos y Turquía. Ankara ha dicho que sus aliados occidentales no están haciendo lo suficiente para luchar contra este grupo.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies