Benedicto XVI bautiza a un converso musulmán durante la Vigilia Pascual

Foto de la Noticia
Foto: Reuters + Ampliar



   CIUDAD DEL VATICANO, 23 Mar. (Reuters/EP) -
   El Papa Benedicto XVI celebró el sábado la Vigilia Pascual con un servicio en el Vaticano en el que bautizó a un musulmán converso, el subdirector del diario 'Corriere della Sera', Magdi Alam, que también es uno de los periodistas más famosos y polémicos de Italia.

   Para conmemorar la tercera Vigilia Pascual de su pontificado, el Papa comenzó el servicio en el atrio de una Basílica de San Pedro a oscuras, y marcó las letras griegas alfa y omega en una vela grande.

   Miles de feligreses prendieron velas dentro de la basílica antes de que se encendieran las luces, en un ritual que simboliza la oscuridad del mundo después de la muerte de Cristo, y la luz de la resurrección.

  El día de Pascua, el más importante en el calendario litúrgico católico, recuerda la resurrección de Cristo tres días después de su crucifixión. En su sermón, Benedicto XVI trazó una conexión entre la resurrección de Cristo y el sacramento del bautismo, el rito de iniciación del cristianismo.

"Desde el abismo de la muerte, él pudo elevarse a la vida (...) eso es exactamente lo que ocurre en el bautismo", dijo el Papa.

   El pontífice tradicionalmente bautiza a los recién nacidos el 1 de enero, y a los adultos conversos al Catolicismo en la víspera de Pascua.

   MAGDI ALAM

  Uno de los siete adultos a los que bautizó el sábado por la noche era Magdi Alam, de 55 años, un periodista nacido en Egipto que, como subdirector del importante diario 'Corriere della Sera', es uno de los intelectuales más reconocidos de Italia. Alam, crítico del extremismo islámico y partidario de Israel, recibe protección policial puesto que ha sido amenazado.

  Su conversión al Cristianismo era un secreto bien guardado, que el Vaticano reveló en un comunicado cuando faltaba menos de una hora para el inicio del servicio.

  Alam defendió al Papa en 2006 cuando el pontífice dio un discurso en Alemania que muchos musulmanes percibieron como una presentación del Islam como una fe violenta. Alam, quien vive en Italia desde hace 35 años, ha dicho que nunca fue un musulmán devoto. Aún así, su conversión al Cristianismo sorprendió a muchos.

"Lo que me sorprende, es el alto perfil que ha dado el Vaticano a esta conversión", dijo el vicepresidente de la Comunidad Religiosa Islámica Italiana, Yaha Sergio Yahe Palavicini, a Reuters.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies