Bernardino León dice que la operación naval de la UE contra las mafias no perjudica a las negociaciones

Publicado 28/05/2015 13:33:10CET

Avisa de que las mafias suponen una enorme amenaza de seguridad para Libia, junto con el auge del Estado Islámico

BRUSELAS, 28 May. (EUROPA PRESS) -

El jefe de la Misión de Apoyo de la ONU a Libia, Bernardino León, ha asegurado este jueves que la operación militar naval de la Unión Europea contra las mafias que trafican con inmigrantes en el Mediterráneo no está perjudicando a las negociaciones entre facciones en Libia para tratar de llegar a un acuerdo para poner en marcha un Gobierno de unidad nacional, que ha confiado se cierre "en las próximas tres o cuatro semanas".

"No lo ha perjudicado porque ahora mismo lo que se está discutiendo es una intervención en aguas internacionales", ha explicado León en declaraciones a la prensa en la Eurocámara tras participar en una conferencia sobre Libia organizada por el grupo de socialistas y demócratas, preguntado concretamente si la destrucción de las embarcaciones que contempla la misión europea tiene un impacto negativo en las discusiones.

El diplomático español ha asegurado además que "la Unión Europea ha dejado claro que no se trata de destruir barcos". "Ese no es el objetivo. El objetivo es luchar contras las mafias y hacerlo de manera eficaz y asegurarnos de que ningún barco que sea interceptado va a volver a ser utilizado por esas mafias para traficar con personas. Y creo que ese es el elemento en el que la Unión Europea y la comunidad internacional está poniendo el acento", ha puntualizado.

León ha explicado que el problema de las mafias constituye "una preocupación internacional" y ha considerado que las cosas en el Consejo de Seguridad de la ONU para avalar la operación europea "van razonablemente bien".

"Creo que habrá una decisión compatible con el proceso político, que lo refuerce, pero que al mismo tiempo permita hacer frente a estas mafias que, en primer lugar, lo que están haciendo es llevar a la muerte a miles de personas", ha agregado.

Preguntado si se puede actuar contra las mafias en aguas libias solo con una resolución de la ONU y sin el acuerdo de los libios, el jefe de la misión de la ONU ha insistido en que "esa no es la voluntad de la comunidad internacional" y que "la idea es hacerlo de la mano de los libios y en plena cooperación con los libios".

PIDE FLEXIBILIDAD A LAS FACCIONES PARA LLEGAR A ACUERDO

León ha explicado que presentarán a las facciones libias un nuevo borrador de acuerdo en la primera semana de junio y ha confiado en que "en las próximas tres o cuatro semanas" sea "posible" llegar a un acuerdo para poner en marcha un Gobierno de unidad nacional, recordando que sólo queda abierto el 20% del texto.

"Haremos todo lo posible por convencerles para que sean flexibles para que cedan en esos elementos finales. Ninguna de las partes van a conseguir un acuerdo en el que tenga una satisfacción total", ha avisado, al tiempo que ha dejado claro que si se llega a dicho acuerdo "será sólo un primer paso" aunque "muy importante".

"Si no es posible, tendremos siempre la dificultad de trabajar con una parte que no está presente en todo el país y esto evidentemente no permitirá una acción tan eficaz contra estas mafias", ha avisado, insistiendo en que el Gobierno de unidad nacional es "la mejor opción" para Libia, la comunidad internacional y para combatir de forma "eficaz" contra las mafias.

León ha justificado la necesidad de que Libia colabore con la UE en la lucha contra las mafias porque "estas mafias representan un problema enorme para Libia de seguridad porque van a hacer todo lo posible para que la guerra continúe, porque en este contexto de guerra pueden operar mejor".

"Son un enorme peligro para la posibilidad de la vuelta a la transición", ha avisado, recalcando que el problema se convertirá en "un cáncer si estas mafias intentan contaminar todas las instituciones" porque operan gracias a "la corrupción" de las instituciones, fuerzas policiales y jueces.

"No solo trafican con personas, igualmente trafican con armas. Por eso tienen interés en el que el conflicto continúe", ha recalcado.

También ha advertido del creciente problema que representa el auge del Estado Islámico en Libia y ha advertido de que "si no hay acuerdo es Daesh el que va a beneficiarse", al tiempo que ha rechazado la opción de "armar a una facción para combatir a la otra" porque "no hay solución militar".

"Hace seis meses Daesh tenía una presencia reducida al este del país. En estos últimos seis meses de confrontación, de guerra civil, lo que hemos visto es que Daesh está presente en todo el país", ha explicado, insistiendo en que el Estado Islámico está presente en Trípoli, pero también en Sirte "con unidades que son más que células terroristas son unidades casi militares", pero también en el sur del país y al este.

"Sabemos que ciertas acciones terroristas en países vecinos han tenido a Libia como origen", ha agregado, avisando de que los expertos antiterroristas creen "que hoy todavía es posible hacer frente a Daesh en Libia, pero si no hay acuerdo, si la guerra continúa, será mucho más difícil en el futuro".

León ha avisado de que "si el acuerdo no llega en unas semanas el país colapsará", al tiempo que ha reconocido que la comunidad internacional tenía que haber anticipado la crisis. "Libia es un fracaso colectivo", ha admitido en la conferencia en la Eurocámara, donde ha dejado clara la importancia del apoyo de la UE en caso de que haya acuerdo para ayudar a reconstruir el país.

LA UE PIDE A LIBIA COOPERAR CONTRA LAS MAFIAS

La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, que ha mantenido una reunión previa con León este jueves, ha dejado claro que "la Unión Europea está lista" para ayudar a Libia pero necesita "un punto de partida" que es el inicio de la transición en el país.

"Recibiréis todo el apoyo posible que vosotros decidáis", ha asegurado, recordando que los Veintiocho discuten de un apoyo concreto como proteger las infraestructuras básicas en el país, apoyar el control de las fronteras terrestres y marítimas, para consolidar las instituciones libias y en el plano humanitario, de ayuda al desarrollo y en el plano de la seguridad.

También ha dejado claro que responder a la crisis migratoria en el Mediterráneo "no es sólo una responsabilidad europea" sino "internacional". "Pero también es una responsabilidad libia porque el territorio por el que viene esta gente y el territorio donde las organizaciones criminales que trafican con personas hacen su negocio en el Libia", ha zanjado, insistiendo en la necesidad de cooperar para combatir a las mafias "porque no hay otra manera de salvar vidas".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies